Sabes que un espectáculo triunfa cuando suenan aplausos merecidos cada cinco minutos, cuando el público se entrega con total devoción y cuando te hacen pasar un buen rato. Eso es lo que ha ocurrido esta noche con el musical de La Llamada, el cual acaba de estrenar su quinta temporada. Y aquí estoy yo, son casi las dos de la madrugada y no puedo irme a la cama sin soltar todo lo que mis ojos han tenido el privilegio de apreciar esta noche. Si hasta he llamado a mi madre.

La quinta temporada del musical La Llamada se estrena con la incorporación de la extriunfito Nerea Rodríguez en el papel de María Casado y Paco Arrojo en el de Dios. El recibimiento de este espectáculo ha comenzado siendo como una alfombra roja a cámara rápida de extriunfitos, profesores de la academia, cantantes como Ángela Carrasco, actores, amigos, familiares, y sobre todo, una masa de fans dispuestos a disfrutar del momento. El Teatro Lara se ha llenado como nunca, y dicen que no existe mayor veracidad en el amor que el que se demuestra con un teatro a reventar. Las expectativas puestas en Nerea apuntaban muy alto, pero esta mujer de 19 años las ha sobrepasado sin ninguna dificultad, y el culpable es ese chorro imperante de voz que tiene. Paco Arrojo también ha supuesto una grata sorpresa. Sin duda, es uno de los mejores fichajes. Sabes que algo te emociona de verdad cuando no puedes dejar de mirar lo que está sucediendo y cuando tu cuerpo reacciona a lo que están cantando. Pero no solo ella y él brillaron, sino que Angy Fernández como Susana, Erika Bleda como Milagros y Alicia Orozco como Bernarda fueron las causantes de los aplausos y de las carcajadas que el teatro experimentaba.

“Sabes que un espectáculo triunfa cuando suenan aplausos merecidos cada cinco minutos, cuando el público se entrega con total devoción y cuando te hacen pasar un buen rato. Eso es lo que ha ocurrido esta noche con el musical de La Llamada, el cual acaba de estrenar su quinta temporada”

El vestuario, las luces, las música, las letras, el diálogo, la banda… Cada pieza encajaba en su sitio. Podríamos citar a la magia si hablamos de la atmósfera que se creó en las dos horas que duró el espectáculo.

Como buena amante de los musicales, del teatro, de la cultura; como buena amante de las artes solo me queda dar la enhorabuena a Javier Calvo y a Javier Ambrossi por una excelente dirección, porque lo que han hecho no se puede describir con palabras. A los actores veteranos, a las nuevas incorporaciones y a la banda gracias por hacerme pasar un buen rato. Sin duda, un espectáculo que volvería a ver sin pensármelo dos veces. Eso seguro.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here