• Con el Requiem de Mozart de fondo, en 10000 gestes una veintena de bailarines se dispone a realizar diez mil gestos que nunca se repiten.
  • De naturaleza provocadora, Charmatz ha desarrollado su trabajo a contracorriente de los preceptos aceptados de lo que es danza y se ha convertido en un autor de gran relevancia.
Los Teatros del Canal de la Comunidad de Madrid presentan 10000 gestes, una pieza del coreógrafo francés Boris Charmatz, que se podrá ver los días 26 y 27 de febrero en la Sala Roja.

A los 25 bailarines que están en escena les propusieron bailar una coreografía conformada exactamente por 10000 gestos por lo que cada uno de ellos debía aportar 400. Cada gesto podría representarse una vez y siempre al unísono con los demás gestos del grupo. La complejidad del espectáculo reside precisamente en ese proceso, en cómo fue memorizado y montado por los bailarines, cómo el coreógrafo podía tener el control de los gestos y cómo verificaba que ninguno se repetía. ¿Qué es, en realidad, un gesto?, ¿dónde empieza y dónde termina? Este es el momento del triunfo de Charmatz, el creador galo que se impone retos superlativos para generar en el espectador este tipo de reflexiones, desde sus proyectos para el Museo de la Danza, el Centro Coreográfico Nacional francés que dirige en Rennes desde 2009.

Un crítico definió 10000 gestes como un ejercicio de maximalismo en contraposición al minimalismo, ese movimiento que repite muchas veces un mismo gesto. En realidad, Charmatz no quiere que el espectador cuente 10.000 gestos. En el fondo de esta estructura, compleja y estéril, hay una reflexión sobre las diferencias entre la producción en masa y la singularidad o sobre el nuevo fenómeno de la data, la cantidad de información como nuevo cuño de cambio.

De naturaleza provocadora, Charmatz ha venido desarrollando su trabajo a contracorriente de los preceptos aceptados de lo que es danza, se ha movido en la periferia y sin salir de ella, se ha convertido en un autor de gran relevancia, destacando creaciones como enfants, 20 Dancers for the XX Century, manger (que fue un éxito en esta casa), Levée des conflits para el MoMa de Nueva York, origen de 10.000 gestos, o el macroproyecto en Londres ¿Puede la Tate Gallery ser un Museo de la Danza?

 

Ficha artística 

  • COREOGRAFÍA Boris Charmatz
  • INTÉRPRETES Djino Alolo Sabin, Or Avishay, Régis Badel, Jessica Batut, Nadia Beugré, Alina Bilokon, Nuno Bizarro, Mathieu
    Burner, Ashley Chen, Konan Dayot, Olga Dukhovnaya, Sidonie Duret, Bryana Fritz, Julien Gallée-Ferré, Kerem Gelebek, Alexis
    Hedouin, Rémy Héritier, Samuel Lefeuvre, Noé Pellencin, Solène Wachter, Frank Willens
  • ASISTENTE DE COREOGRAFÍA Magali Caillet-Gajan
  • LUCES Yves Godin
  • TÉCNICO DE LUCES Samuel Dosière
  • VESTUARIO Jean-Paul Lespagnard
  • DIRECCIÓN DE PRODUCCIÓN (2017) Sandra Neuveut, Martina Hochmuth, Amélie-Anne Chapelain.
  • DIRECCIÓN DE PRODUCCIÓN (2020) Martina Hochmuth, Hélène Joly.UNA PRODUCCIÓN DE Musée de la danse (2017) terrain cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura-Dirección General de Creación Artística y de la Región Hauts-de-France.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here