Agoniza este verano ya casi enterrado,

En valles inmundos de vergüenza colectiva.

Agoniza este estío de sudor y chancleta

Y hippies redomados: “borra todo y comencemos de nuevo”.

Soy millonario pero soy hippie,

El dinero es un concepto, dejé de contarlo.

Son vibraciones, impulsos eléctricos.

 

Este verano que agoniza aprendimos,

Que Benidorm tiene habitantes empadronados,

Aparte de turistas ingleses rayanairianos.

Que “benvinguts” no es ninguna ofensa,

Ni debería serlo en un hipermercado.

Que lo mejor es convertir a Franco en trending topic

Para agitar a la izquierda y que la derecha se mire al espejo.

Tras el curso estival de lecciones de democracia.

Y mientras tanto enchufar a tu mujer, señor presi, con perdón.

 

Alonso tira la toalla, tiene sueños de Orfeo.

El deporte femenino es invisible,

Pero veremos al Madrid en Miami.

Tranquilos, podrán vuelos baratos

Con bocatas de panceta.

El Instagram de Màxim Huerta,

Voyeurismo de un dandy utielano

Recorriendo la europa cool.

 

Hippierismo conceptual, millonettis del Zara,

fetichismo dictatorial de la Fundación Franco.

España, como concepto: muertos en las cunetas olvidados.

Lecciones de democracia.

El rey siempre es bienvenido,

Él nunca paga la cena.

Agoniza este verano ya casi enterrado,

Pero la siesta es muy larga y a las siete hay tormenta de verano.

Observo las lecturas de verano en la playa, casi todos las mismas.

Ómnium cultural de facto.

No hay libreros en Merca-dona.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here