Hay veces en las que todo rema en la misma dirección para conseguir un trabajo perfecto. En algunas ocasiones un libro te entra por los ojos gracias a una portada bonita y llamativa y al empezar a leer el texto es este el que no acompaña. En otras ocasiones es al revés y una portada horrible te aleja de un libro que, si superas los prejuicios, es una maravilla. Y luego, hay ocasiones en las que ya no sólo la portada y el texto son buenos, sino que además van en una misma dirección y se compaginan a la perfección. Este efecto es todavía más redondo cuando el título también encaja con todo lo demás. Estoy dando tantas vueltas para presentaros El swing del noctámbulo de Ada Nuño, obra publicada por la editorial independiente, Expediciones Polares.

El Swing del noctámbulo es como una perfecta cajita de madera labrada, con piedras preciosas de todos los colores incrustadas, refulgiendo en la tapa; al abrirla, entre terciopelo, te encuentras con un bello colgante del oro más fino y brillante. Es de esos colgantes que hoy en día llamaríamos minimalistas y que sientan bien a todo el mundo porque combinan con todo gracias a sus líneas modestas pero elegantes. Ada Nuño ha escrito una obra, que al igual que ese colgante sencillo, puede gustar a todo el mundo y hace fácil el empatizar con lo que cuenta.

«El Swing del noctámbulo es como una perfecta cajita de madera labrada, con piedras preciosas de todos los colores incrustadas; al abrirla, entre terciopelo, te encuentras con un bello colgante del oro más fino y brillante»

A través de capítulos cortos narrados desde el punto de vista de un reparto coral, nos cuenta la historia de un grupo de amigos que crecen juntos en Madrid. Les conocemos en sus primeros años de adolescencia y damos con ellos el paso a la universidad y luego a sus primeros trabajo. Noel, Dominic, Jose, Julieta, Celia… pero, sobre todo, Mario y Leda, son chicos «raros» que no terminan de encajar en el mundo y que por ello se creen diferentes, y es que no saben que en realidad todos nos sentimos así y que esa persona que te atrae irremediablemente puede ser que en vez de huir despavorida al conocer tus rarezas, las abrace y te confiese las suyas.

“Recuerdo la primera vez que clavó sus ojos en mí. Yo lo contemplaba, fascinada, y de pronto él se giró y mantuvo su mirada fija en mi rostro. Durante unos segundos me envolvió con su aspecto siniestro pero bello, de criatura extraña, de poeta del Romanticismo. Un rayo de luz, parecido a los que cruzan los bosques, le atravesaba los ojos. Tenía ya desde crío ese aura diferente, de caminar entre brumas, como el actor de una época dorada y extinta de Hollywood. Toda esta descripción poética no la pensé entonces, como es lógico, sino que fui dándole palabras a ese sentimiento que despertaba en mí con el paso de los años, mientras observaba a Mario jugar con mi hermano a realizar trucos de magia o a tratar de fumar por el lado de la colilla sin quemarse para luego vomitar detrás de la parada del autobús”.

Con este libro, Ada Nuño se mancha las manos introduciéndose en los rincones más profundos del ser humano y del mundo en el que vivimos. Habla de la vida, de las personas, de los sueños, de la felicidad, del amor, de la amistad, de la familia, de la decadencia de las personas y de la sociedad… Es un libro que te hace enfrentarte a ti mismo, en el que puedes verte reflejado, en el que se pone sobre la mesa lo que somos, los miedos y los sueños que tenemos, lo vacíos que estamos como reflejo de la sociedad vacua en la que crecemos. Es un libro melancólico, dulce, triste y feliz, como la vida misma. Es un libro, que en menos de 200 hojas, consigue ser pleno y perfecto. No le quitaría ni le añadiría ni una sola palabra.

«Ada Nuño se mancha las manos introduciéndose en los rincones más profundos del ser humano y del mundo en el que vivimos. Habla de la vida, de las personas, de los sueños, de la felicidad, del amor, de la amistad, de la familia, de la decadencia de las personas y de la sociedad…»

Con El swing del noctámbulo, Ada Nuño, consigue reflexionar y calarte hondo con lo simple, superficial, ingenuo e hipócrita que es el mundo en el que vivimos e incluso nosotros mismos. Un mundo en el que cada vez dejamos ver menos cómo somos y qué nos gusta, para mostrar un cuadro perfecto pintado con los mismos colores que los del resto. Un mundo en el que el ser humano se ha vuelto un esclavo de las redes sociales y de la falsa belleza y perfección que estas proyectan. Un mundo en el que otros nos dicen lo que tenemos que ser y hacer con nuestra vida, lo que tenemos que ver, lo que nos tiene que gustar, lo que nos tenemos que poner, el cuerpo que debemos tener, los libros que tenemos que leer, lo que tenemos que decir… Un mundo en el que nuestro peor enemigo somos nosotros mismos, que boicoteamos nuestra felicidad para sentir que pertenecemos al grupo y que luchamos contra lo que somos realmente para ser quiénes los otros quieren que seamos.

“Me hacía feliz observarlos. Olían a algo que a mí siempre me faltaba, por puta auto imposición: libertad. A mañanas en el césped, a sangría, a desayunar pizza congelada, a viajes con una mochila a cuestas y a tardes como esa, con una cerveza en la mano intentando arreglar un mundo que no habían sabido arreglar otros antes que ellos. A trabajos mal remunerados y a la ausencia de ellos, a fracasos amorosos, y sobre todo a ese deseo de no parecerse en nada a sus padres y a las personas que les habían criado, aunque fueran su único referente. Pero no te fíes (pensé), los que parecen más felices también esconden algo, porque ¿hasta dónde conocemos realmente a una persona? ¿Cuántos pensamientos guarda para sí misma?”.”.

«Esta temática tan representativa de los millennial, consigue alcanzarnos de un modo más que certero gracias a la prosa de una autora primeriza que demuestra que sabe a la perfección lo que quiere transmitir y cómo»

Esta temática. tan representativa de los millennial, una generación atrapada entre lo viejo y lo nuevo, consigue alcanzarnos de un modo más que certero gracias a la prosa de una autora primeriza, que a pesar de ello, demuestra que sabe a la perfección lo que quiere transmitir y cómo. Lo hace por medio de una prosa franca y realista, que actúa como vehículo de un texto cargado de profundas reflexiones. Por todo esto, no puedo más que recomendaros que os atreváis a abrir la caja y os pongáis el colgante de oro. No os arrepentiréis.

  • “El swing del noctámbulo”
  • Autora; Ada Nuño
  • ISBN; 9788494810138
  • Fecha publicación; 26/03/2019
  • Editorial; Expediciones Polares
  • Idioma; Español
  • Número de páginas; 192

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here