Me gustaría proponeros un pequeño listado muy breve de libros que han merecido mucho la pena en este 2018 que agota sus días y que tal vez hayan quedado eclipsados por la gran cantidad de lanzamientos otoñales y los grandes premios que encontraréis en todas las librerías. Yo no los dejaría escapar, ya sea para vosotros o para el gran lector de la familia.

1.- Ordesa, Manuel Vilas (Alfaguara)

Manuel Vilas se ha ganado a pulso ostentar este puesto con su última obra, Ordesa. Esta obra salvaje, hermosa y estremecedora está llamada a perdurar como uno de los lanzamientos editoriales de este 2018, un longseller que si todavía no conocéis debéis agenciaros cuanto antes para vuestra biblioteca personal. Ordesa es un relato fragmentario muy íntimo ilustrado con ejemplos de su infancia, la reconstrucción de la historia de su familia después de la muerte de sus progenitores o la propia separación del autor.

 

 

2.- Que nadie duerma, Juan José Millás (Alfaguara)

Me encantan las columnas de Millás y a partir de aquí llego a sus libros. En esta obra nos encontramos a un Millás en estado de gracia. Lucía, la protagonista de la obra, pierde su empleo y tras esta anécdota arranca un giro total a su vida. Decide ser taxista y recorrer con su coche las calles de Madrid y al igual que Sandino (Taxi, de C. Zanón) poner banda sonora a su vida con una música determinada, en este caso Nessun Dorma, de Turandot. En esta obra Millás aborda sus temas ya habituales con su mejor pluma para firmar una obra que creo que es uno de los mejores lanzamientos del año y puede haber quedado eclipsada tras la reentré.

 

3.- La tragedia del girasol, Benito Olmo (SUMA de letras)

Benito firma en su última obra un texto magnífico que nos atrapa de principio a fin. Un nuevo caso del inspector Bianquetti, en este caso suspendido de empleo y sueldo se ve obligado por las circunstancias a llevar un nuevo caso: proteger a un VIP. En este caso lo que parecía un trabajillo fácil se convierte en un caso sangriento que gana en complejidad a medida que avanza la novela. No dejéis pasar esta obra y seguidle la pista a Benito.

 

 

4.- La mala suerte, Marta Robles (Espasa)

Esta nueva novela de Marta Robles la consolida ya como autora de novela negra. En La mala suerte el detective Tony Roures se enfrenta a la desaparición de una niña en Mallorca de la que poco se sabe. Lo que diferencia a Marta de otros autores del género es que todo el asunto no es más que un pretexto para hablarnos de muchas otras cosas a otro nivel del texto, la paternidad, la responsabilidad, la educación de los hijos, en una obra llena de emoción y tensión narrativa que no podréis soltarla hasta llegar a su fin.

 

5.- Comimos y bebimos, Ignacio Peyró (Libros del Asteroide)

Compré este libro el día que salió debido a mi interés por la gastronomía y la buena vida en general. No sabía de veras a qué tipo de texto me enfrentaba pero Ignacio empezó a cautivarme desde el prólogo. A lo largo de todo un año gastronómico relata con un tono muy personal y casi confesional sus filias y fobias de la gastronomía. El lector reconocerá costumbres algunas de ellas anglófilas y otras muy castizas escritas con una prosa elegante que uno no quiere que termine. Esta apuesta de Libros del Asteroide es un texto llamado a perdurar dentro del género. Con su particular cosmovisión Peyró nos sumerge en su universo de tapas, pasta y armagnac con altas dosis de erudición. Estoy apurando las últimas páginas y no paro de recomendarlo a todo el mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here