La importancia de la novela histórica

Las clases de Historia parecen ser siempre de la misma índole: un profesor explica cientos de sucesos acompañados de fechas y nombres propios mientras el alumno escucha y apunta en su libreta

Felices navidades paganas, amigos

En Cantabria tenemos una tradición. Navideña. El travesero, lo llaman. Consiste en encender un tronco grueso, uno de esos que cuesta prender. La idea es que esa llama no se apague nunca hasta consumir toda la madera.

“La vida en los confines de la tierra”. Buscar el límite,...

“El aire era tan estimulante que caminábamos deprisa sobre la nieve crujiente cantando, gritando y riendo…” Henry Feilden (1838-1921)

Antonin Artaud. El poeta negro. El ombligo de los limbos (4ª...

En 1925, en aquel París de vanguardias y camareros, Antonin Artaud publicó un libro de poemas titulado “El ombligo de los limbos”, con el componente surrealista como versión del mundo. “Allí donde otros exponen su obra yo sólo pretendo mostrar mi espíritu”.

Piérdete en el Antaño de Olga Tokarczuk

Si te encuentras en el Rynek Główny, la plaza mayor de Cracovia, tienes que dirigirte hacia el noroeste por la calle Szewska, llena de bares y restaurantes, hasta llegar a la parada de tranvía de Teatr Bagatela

Palermo entre sueños y pesadillas: sobre “Los niños del Borgo Vecchio”,...

Hubo tiempo en que Palermo fue un sueño. La joya de la Corona (de la Corona aragonesa, claro). “En España mi natura, en Italia mi ventura y en Flandes mi sepultura”, decían los Tercios. O nos dicen que decían, que eso nunca se sabe

Matando a Gombrowicz (Piotr Sobolczyk)

Matando a Gombrowicz (Piotr Sobolczyk)

«No temeré mal alguno», la novela que se desarrolla en la...

Tennessee Williams escribió: «En Estados Unidos hay tres ciudades: Nueva York, San Francisco y Nueva Orleans. El resto es Cleveland». Abraham Stern, en su novela No temeré mal alguno, ha elegido una de estas tres ciudades que, según el dramaturgo, conforman Estados Unidos: Nueva Orleans.

Antonin Artaud. El poeta negro. La oficina de investigaciones surrealistas (3ª...

Han pasado los años y Antonin Artaud se ha ido serenando en una ciudad en la que habitan unidades primitivas de palabras aireadas hacia las zonas de las vanguardias. En 1924 conoce a Breton, quizá antes, y se deja llevar por la bayadera del surrealismo

Plasmando la realidad, inventando la certeza: sobre “Lugares sin mapa”, de...

no se pierdan “Lugares sin Mapa”. Aprenderán mucho, sonreirán más de una vez e incluso se verán obligados a reflexionar sobre dos o o tres asuntos de esos que salen bastante en la tele"