Fotografía Alex Roló
Desde que salió de la Academia de Operación Triunfo, Nerea Rodríguez (Gavá, 1999) ha seguido perseverando y trabajando en su carrera profesional, como entrar a formar parte del elenco del musical de La Llamada como actriz y cantante. Nerea derrocha una madurez inusual y particular, que encaja perfectamente con la sinceridad y la transparencia que la caracterizaron en su paso por la academia. El pasado noviembre sacó su primer single, “Y ahora no”.

 

“Y ahora no”… tu primer trabajo música, ¿qué se siente?

La verdad es que estoy realmente contenta porque ha salido como quería, tanto la canción como el videoclip. Y la verdad es que está teniendo muy buena acogida, por lo que estoy feliz.

 

¿Cómo la definirías en una palabra?

Sinceridad. Creo que soy sincera y honesta, tanto conmigo como persona como conmigo mismo en mi faceta de artista, y la canción refleja lo que soy.

 

 

Desde fuera parece autobiográfica…

Sí, me inspiro tanto en lo que me pasa a mí como en lo que le ocurre a la gente de mi entorno. Siempre se parte de una experiencia propia  o cercana, aunque se den determinadas pinceladas.

 

¿Sabías que iba a ser tan polémica la portada del single?

No, de hecho jamás me lo hubiera imaginado. Fue polémica porque tenía pelos en los brazos. ¿Perdón? Es un poco extraño, pero por otro lado me alegra que la gran polémica haya sido esa porque significa que todo lo demás va muy bien. Me sorprendió mucho, y sobre todo los comentarios que hubo al respecto, tipo: “es un signo feminista dejarte pelos en los brazos”. No, eso no te hace ni más ni menos feminista tener pelos en los brazos. Todo ser humano los tiene.

 

La fotografía estilo Nirvana, ¿era un cambio intencionado de imagen?

No exactamente. La canción habla de algo triste. Esperanzador, pero triste. Quería mostrar el punto de desesperación que vive la canción, que para mí es clave. Por eso elegí el momento de la ducha. Realmente la pose surge de meterme de lleno en esa parte del single y hacer una sesión de fotos. De todas las que hicimos, es la fotografía que más me gustó. Entiendo a la gente que no le gusta entiendo, pero es que a mí me gustan también las cosas sencillas. No creo que algo sencillo sea malo, al contrario.

 

 

En el videoclip resaltas tu faceta de actriz, ¿forma parte de tu nueva marca personal?

Sí. Al fin y al cabo estoy trabajando en el musical de “La Llamada”, y aunque es verdad que soy actriz, me queda mucho por aprender.  Pensé que una de las formas de formarme y a la vez demostrar esa facetas de mi carrera profesional era probándome y mejorando mis capacidades dentro del videoclip.

 

¿Y vas a seguir trabajando en “La Llamada”?

Sí, hasta que surja algo que sea incompatible con ello.

 

“aunque es verdad que soy actriz, me queda mucho por aprender. Pensé que una de las formas de formarme y a la vez demostrar esa facetas de mi carrera profesional era probándome y mejorando mis capacidades dentro del videoclip”

¿Hacia dónde quieres áreas quieres orientarte más, hacia la interpretación o la música?

Entre actuar y cantar yo siempre he cantado. Incluso cuando canto estoy interpretando, con lo que una cosa va ligada a la otra. Creo que no debo escoger solo un camino. A lo mejor ahora estoy con el musical, pero dentro de tres años estoy con una gira de conciertos y por lo tanto no me permite estar en un musical, o quizás de aquí a dos años estoy trabajando full time en una película o una serie. Me gusta todo, no me quiero cerrar a ninguna cosa. De momento todo lo puedo compaginar.

 

 

¿Con quién te gustaría trabajar en el mundo de la interpretación?

Con Michelle Jenner. Me parece una actriz maravillosa y hace unos doblajes fantásticos. Me gustaría compartir algún proyecto con ella para conocerla y para aprender de ella.

 

¿Y de directores?

No lo he pensado tanto, pero Dani de la Orden me gusta mucho, es increíble.  Y no es tan reconocido quizá porque es más joven; por eso y porque quizá no tiene la experiencia suficiente, que eso es inevitable, porque al final te la da la edad.

 

Hay muchas grandes actrices que empiezan cantando y acaban actuando, pero no suele ocurrir a la inversa, ¿crees que es porque el mundo interpretativo tiene más peso que el de la música?

Creo que el mundo de la televisión y el cine son los medios que tienen más peso en la industria. Si sales en una serie o en una película se ve como algo muy importante, y por eso quizás los profesionales de los musicales están bastante desvalorizados por parte del público. Por ejemplo, tanto en La Llamada como sobre todo en el nuevo de Anastasia tienes que ser impecable tanto bailando, como cantando, como actuando.

 

¿Qué prefieres: llenar el Bernabéu o ganar un Goya?

No lo sé [Ríe] Siempre he soñado con cantar, más que con interpretar, pero cada vez le pillo más el gusto a interpretar. Pero para mí, el momento de estar encima de un escenario cantando es de las cosas más bonitas que vivo.

 

 

¿Cuáles son tus referentes musicales?

Siempre he crecido escuchando a Whitney Houston, Beyonce, Leona Lewis… y en cuanto a España, siempre me he fijado en Blas Cantó, Pastora Soler, Malú…

 

Tu mejor virtud como cantante…

Quizñas mi capacidad de transmitir, la interpretación. Contar la historia como si fuera mía.

 

¿Y en qué crees que debes mejorar?

Siempre se puede mejorar en todo, pero creo que todavía me queda mucho por dominar el escenario, sobre todo en las canciones que necesitan más movimiento, las más cañeras.

 

Defínite profesionalmente…

Trabajadora

 

¿Cómo se asimila el cambio tras Operación Triunfo?

No te lo sabría decir. Sé que se asimila, pero que cuesta hacerlo. Son muchos cambios. En mi caso, además, me he mudado de ciudad. Y he dejado atrás a mi familia, a mis amigos… que aunque siguen formando parte de mi vida, ya no están a mi lado presencialmente. Entonces han sido muchos cambios, que la gente pueda hablar lo que quiera de ti, y tú lo leas (porque lo acabas leyendo).

 

¿Sigues en contacto con tus compañeros de Operación Triunfo?

Sí, con todos. Igual no mantenemos el contacto diario, pero en cuanto volvemos a vernos es algo mágico. Realmente solo sabemos nosotros lo que hemos vivido y cómo nos sentimos.

 

¿Te buscas en Google?

En Google no, pero en Twitter sí. Es bueno (en cierto sentido) saber qué dicen de ti, pero no estoy obsesionada. De hecho, tampoco lo miro demasiado.

 

 

¿Te agobia cuando te reconocen por la calle?

Ahora por el momento no, pero igual llega un momento en el que sí. Me suelen reconocer por la zona de Gran Vía, Sol… Ahí sí está muy concurrido, a poco que te reconoce una persona, te reconocen tres más, y sí que he llegado a agobiarme de verdad, pero no mucho.

 

“Vivimos en una sociedad de micromachismos en la que aceptamos comportamientos y actitudes que consideramos normales, pero que no debería ser así”

 

¿Te consideras feminista?

Soy feminista, y me queda mucho por aprender, pero intento siempre aportar mi grano de arena y no permitir las injusticias, sobre todo aquellas que me afectan de primera mano. Vivimos en una sociedad de micromachismos en la que aceptamos comportamientos y actitudes que consideramos normales, pero que no debería ser así.

 

¿Cuál es el nivel de machismo que hay dentro del sector musical?

Es de los sectores que veo que menos machismo hay, pero existe un público muy fiel (niñas y chicas de entre los doce y los dieciocho años) que suelen ser muy fans de cantantes chicos. Entonces sí que es verdad que en ocasiones se les da más peso a los chicos, porque se sabe que van a arrastrar a un grupo grande de fans que van a comprar los discos, que van a ir a las firmas y que van a ir a los conciertos. Igual es ahí donde tienen más peso los hombres, pero tampoco es que se les beneficie más por serlo.

 

Según hemos leído en otras entrevistas, sufriste bulling en el colegio…

Realmente nunca he llegado a calificarlo como tal, porque cuando era pequeña no se hablaba en esos términos. Empezó a hablarse de bulling cuando tenía quince o dieciséis años. Se metían mucho conmigo por mis dientes: a veces dibujaban con tiza un conejo y al lado ponían mi nombre. Hubo una vez que me tiraron a posta de la bici y me di un golpe tan gordo que tuvieron que llevarme al hospital. Y así más cosas. Fue muy duro, y hubo momentos en los que pensaba: “¿esto los profesores no lo ven?”. Mi madre me decía: “Nerea, esto es envidia”, y yo le respondía, “¿de qué?”. Con el tiempo me he dado cuenta de que sí, de que era envidia: siempre he sido una alumna muy buena, no me costaba ponerme a estudiar. Y cuando comencé con la música, se me daba muy bien cantar.

 

¿Qué le dirías ahora a los que te acosaban?

Pues han crecido y madurado, así que no creo que les dijera nada. De hecho, hay una chica que ha llegado a ser mi amiga y todo. Cuando eres tan pequeño es difícil tener unos valores claros. Es cierto que para mí no lo fue, y pienso: “si para mí no lo fue, ¿por qué para otros sí?” Depende mucho de la educación en casa, de lo que ves, de cómo se tratan los familiares entre ellos…

 

 

Una recomendación para alguien que quiera dedicarse a la música profesionalmente…

Esto lo dije en la Gala 0 de OT: todo, con esfuerzo y dedicación, se puede conseguir. Creo que debemos ser valientes y arriesgarnos por lo que más nos gusta. Si luchas por lo que quieres, vas a ser bueno en tu trabajo y por lo tanto vas a tener trabajo. Yo me alegro de no haber empezado una carrera que no era mi primera opción (empecé a estudiar Teatro Musical antes de meterme en OT). Pero me esforcé y luché por lo que yo realmente quería hacer. Y aquí estoy.

 

¿Cómo te ves dentro de diez años?

Cantando y actuando. Aunque es difícil [Piensa] Llenando conciertos con mis canciones, actuando en películas y series…

 

“Todo, con esfuerzo y dedicación, se puede conseguir. Creo que debemos ser valientes y arriesgarnos por lo que más nos gusta. Si luchas por lo que quieres, vas a ser bueno en tu trabajo y por lo tanto vas a tener trabajo”

Valores claros, vocación profesional potente… ¿qué tipo de libros te gusta leer? ¿Cuál es el último libro que has leído?

Uno de poesía: No me cuentes historias que no acaben contigo. He empezado ahora con la poesía porque tengo una amiga que le gusta mucho y me lo compré con ella.

 

¿A qué tienes miedo?

Siempre a la muerte. A hacerme mayor y que se acabe la vida.

 

Compartir
Artículo anteriorEn busca de la película española del 2018
Artículo siguienteHomo Quaerens
Beatriz Jericó
Desde 1994 dando guerra, Beatriz Jericó cursó un doble grado en periodismo y cine del que todavía tiene secuelas. Apasionada de la fotografía, los libros, los videojuegos y el Colacao 0, trabaja actualmente como social media planner de "Los Lunnis", programa de Clan TV, e interpretando a BJ en el programa infantil "Lunnis y... ¡acción!"

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here