María Dueñas es uno de los fenómenos editorales españoles de los últimos años. Nacida en Puertollano, publicó su primera novela, “El tiempo entre costuras”, en 2009 que resultó ser un verdadero betseller, y que tras ser traducida a mas de 25 idiomas fue adaptado para una exitosa serie de televisión. En este 2018 ha publicado “Las hijas del Capitán”, su cuarta novela, que narra la historia de tres jóvenes que cruzaron el océano para comenzar una nueva vida.

 

 ¿Recuerda el momento en el que escribió su primera cuartilla?

Mi primera cuartilla en el más amplio sentido supongo que la escribí en el colegio en algún momento de primero de parvulitos, o quizá en mi casa emulando a mi padre, que por entonces seguía estudiando a la vez que trabajaba; me encantaba usar hojas limpias y lápices con punta afilada, tener buena caligrafía, inventar palabras, lugares, nombres propios de lo más estrambóticos…

 

Para muchos autores el escribir es una necesidad vital… ¿María Dueñas tiene esa imperiosa necesidad de escribir lo que piensa, lo que siente…? 

No, en absoluto. Escribo para componer ficciones, no para plasmar mis reflexiones o mis sentimientos.

 

En general todos sus libros, si no me equivoco, están ambientados en una época que ya sucedió. ¿Qué tiene el pasado y la historia que la atrae tanto?

Siempre encuentro en otros tiempos momentos, gentes o coyunturas que creo que vale la pena recuperar.

“No tengo en absoluto una necesidad vital de escribir. Escribo para componer ficciones, no para plasmar mis reflexiones o mis sentimientos.”

 

Una parte importante de las novelas históricas es el proceso de documentación… ¿disfrura con ello?

Muchísimo. Me sumerjo en otros mundos, aprendo, tiro de mil hilos, conozco a gente, viajo, llamo a puertas, rescato cosas perdidas, me cuelo por recovecos inesperados…

 

Háblame del proceso de creación de personajes. ¿Tienen alguna característica en común? ¿Tienen algo suyo?

Mis personajes son pura ficción, apenas tienen nada de mí y muy poco de mi mundo, pero me esfuerzo para que resulten solventes, creíbles y, en la medida de los posible, humanos: con sus luces y sus sombras, sus glorias y sus miserias…

 

¿Qué le inspira a María Dueñas?

Siempre hay momentos, comportamientos, actitudes, escenarios, coyunturas, personas… Pero a la hora de escribir, lo fundamental es sentarme a trabajar día tras día, sin esperar a que llegue la inspiración.

 

¿Tiene indispensables a la hora de escribir un libro?

Necesito tener una idea clara de aquello sobre lo que voy a escribir: coordenadas bien definidas de tiempo y espacio, un esbozo de los personajes y un mapa más o menos planificado del argumento. A partir de ahí, puedo arrancar.

 

¿Cuál es la novela que más disfrutó escribiendo?

Todas, aunque las circunstancias han variado entre ellas enormemente. Pero las cuatro han tenido su magia, sus momentos ilusionantes y sus tramos agotadores, sus trechos magníficos y sus instantes indeseables. Con lo bueno y lo malo, cada una lleva dentro un pedazo de mi vida.

“Siempre hay momentos, coyunturas o personas que me inspiran… Pero a la hora de escribir, lo fundamental es sentarme a trabajar día tras día, sin esperar a que llegue la inspiración”

 

Ahora esta muy en boga el tema de la diversidad y el feminismo en la literatura… ¿Cree que tiene sentido separar la literatura entre hombres y mujeres?

Según para qué. Pero en términos generales, no.

 

Desde su irrupción hace casi 10 años, María Dueñas ha supuesto una pequeña revolución en el panarama literario español, y muchas personas hablan largo y tendido sobre el estilo Dueñas. ¿Es un halago o más bien le causa tirantez?

Nunca está mal que hablen de ti. Y si es sobre mi estilo, y no sobre mí personalmente, mejor que mejor.

 

¿Cual es el secreto de Maria Dueñas?

Pero los secretos no se cuentan, ¿no?

 

En España, hoy en día casi todo el mundo publica un libro, solo tiene que ver cómo Youtubers o personajes públicos piden a alguien que les redacte uno; en menos de un año se puede encontrar en las librerías y se venden y tienen éxito. ¿Qué opina de esta moda?

Me parece estupendo que cada cual escriba lo que quiera, y allá cada cuál con lo que compra.

 

“El tiempo entre costuras” terminó convirtiéndose en una serie de televisión. ¿le gusto la adaptación?

Creo que se hizo un magnífico trabajo y los lectores quedaron encantados, así que yo también.

 

Esta novela se ha traducido en más de 25 idiomas, ¿cuál crees que es el motivo de esta internacionalización? ¿Por qué crees que gusta tanto?

Supongo que es porque mezcla elementos muy atractivos: una protagonista cautivadora, escenarios poderosos, trama envolvente… Eso, al menos, es lo me cuentan los lectores.

 

“Creo que el éxito de “Tiempo entre costuras” parte de que mezcla elementos muy atractivos: una protagonista cautivadora, escenarios poderosos, trama envolvente…”

 

¿Como surge tu último trabajo “Las hijas del Capitán”? Porque la historia de la emigración a USA de los españoles no es demasiado conocida…

Efectivamente, se sabe poco sobre los muchísimos españoles que emigraron a Estados Unidos en las primeras décadas del siglo XX: andaluces que faenaron en las plantaciones de caña de azúcar en Hawaii y en las envasadoras de frutas californianas, vascos que se instalaron como pastores de ovejas en Idaho y Nevada, asturianos y gallegos que liaron tabaco en las fábricas de Tampa, mineros asturianos que descendieron a los pozos de West Virginia, cántabros que picaron piedra en las canteras de granito de Nueva Inglaterra, obreros de todos los orígenes se incorporaron a las fábricas metalúrgicas del cinturón industrial del Midwest… En paralelo, hubo además un gran contingente que se instaló en Nueva York: en la época de mi novela, los años 30, se calcula que residían allí casi 40.000.

 

¿De las tres hermanas Arenas cual es tu preferida? 

Cada una a su manera, las tres resultan enormemente cautivadoras: la hermosa Victoria, con su hondo sentido de la responsabilidad y sus amores apasionados, la pragmática y resuelta Mona con sus proyectos para lograr una vida mejor, y la pequeña Luz, ingenua y chispeante. Las conoceremos siendo unas veinteañeras insolentes y despreocupadas, y las despediremos convertidas en unas jóvenes mujeres valientes y entrañables, al mano de su propio destino. De tener que quedarme con una, creo que elegiría a Mona, por ser la que propone soluciones a los problemas y por tener el empuje y la tenacidad para luchar hasta el final.

 

Si tuvieras que definir en una palabra “Las hijas del Capitán”.

Absorbente.

 

¿Cuál es tu próximo proyecto?

Tengo varias cosas a la vista: terminar la promoción de” Las hijas del Capitán”, la adaptación a serie de “La Templanza”, empezar una nueva novela… Me espera mucho trabajo por delante, pero lo afronto con ganas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here