Fotografias; Miren Josune Ordoñez

Lucía Caraballo está siendo sin duda una de las actrices revelación del panorama audiovisual español de este 2018. Tras participar en series como “Hospital Central” o “Acacias 38” y trabajar en multitud de obras de teatro, su espaldarazo a nivel de popularidad ha sido su papel de Bea Vargas en la exitosa serie “Estoy vivo”. Dotada de un innegable talento dramático, ha sabido dotar a su personaje de una personalidad y una hondura muy especial. Alegre y risueña, se muestra ilusionada con el comienzo de su nueva etapa de aprendizaje en una prestigiosa escuela de interpretación, mostrando en las distancias cortas una madurez sorprendente para una chica de 19 años.

 

Te debe ser difícil recordar cuando no actuabas…

Jajaja, sí, comencé muy jovencita… con 5 años ya estaba en un taller de teatro… pero me acuerdo perfectamente de cuando hicimos una obra que se llamaba “Un rinoceronte en el infierno”; tenía 5 años y al terminar le dije a mi madre “Quiero hacer películas y eso” pese a que era muy muy tímida. Ahí me di cuenta que me fascinaba este mundo.

¿Y ahora? ¿Se te ha pasado la timidez?

¡Que va! Sigo igual de tímida…

¿Y tus padres como lo veían?

Bueno, cuando era pequeña pues como un juego o una actividad extraescolar; luego ya me apoyaron, pero siempre bajo la premisa de que las notas en el colegio no podían bajar del 8. Si no fuera por ellos no sé si hubiera podido llegar hasta aquí.

Y tu cumplías…

Sí, sacaba muy buenas notas.

Al haber comenzado tu carrera tan temprano ¿te da sensación que te has perdido algo?

A ver, cuando entré en bachillerato volví a trabajar en series como “Acacias 38”, hice un corto que me llevo mucho tiempo, también mucho teatro, etc… La verdad es que desde los 16 a los 18 años todo era ir del instituto al plato y de ahí a estudiar, etc… Pero no es que me “perdiera” algo, es que elegí otro tipo de adolescencia, una adolescencia diferente, ni mejor ni peor. Pude elegir, y entonces decidí tomar un determinado camino, que es maravilloso por cierto.

Está claro que no te arrepientes…

Para nada, no puedo haber sido más afortunada. Además nada más terminar el bachillerato me fui a Londres durante 6 meses a estudiar interpretación y allí he vivido mi adolescencia de una manera concentrada.

¿Llegaste a hacer selectividad?

Sí, y la aprobé. No pude hacerla por evaluación continua, pero me examiné y aprobé. No sabía en qué matricularme, pero surgió ”Estoy vivo” y decidí dedicarme a ello, y a la vez matricularme para estudiar interpretación en Estudio Corazza, dónde acabo de comenzar y estoy super contenta.

 

“En lo que menos he trabajado es en cine, pero me apetecería muchísimo trabajar en ese registro”

 

Imagina que tu hermana pequeña te dice que quiere ser actriz…

Por supuesto que la apoyaría, pero la preguntaría si tiene alguna otra altrnativa pensada…, pero sí, la apoyaría en todo lo que pudiera, como me han hecho conmigo.

Has hecho programas de Disney, cine, televisión, teatro… ¿en qué es en lo que te sientes más cómoda?

Hum… lo que menos he hecho es cine pero me apetecería muchísimo trabajar en ese registro. Lo que más he hecho es teatro, y siempre he pensado que las experiencias más fuertes, las conexiones más personales han sido encima de los escenarios. Pero actualmente con la serie de “Estoy vivo” estoy encantada, está suponiendo un reto y estoy aprendiendo muchísimo. La verdad, no sabría que responderte, me es casi imposible elegir.

¿Tienes alguna actriz española como referente?

Uy, ¡muchísimas!; Por ejemplo Natalia de Molina desde siempre me ha gustado muchísimo, o Inma Cuesta. También María Hervás, cuyo trabajo me llegá muchísimo. Su Iphigenia en Vallecas me pareció extraordinario.

¿Y de directores?

Me encanta Julio Medem. Sería un sueño trabajar con él. Su manera de tratar la psicología femenina es extraordinaria.

Una película que te haya marcado…

¿Una solo? No sé, todas las de Medem… Por ejemplo “Lucía y el sexo”.

¿Y prefieres hacer comedia o drama?

No sé si es porque es lo que más hecho, pero me siento más cómoda en el drama, pero tengo que reconocer que me apetece muchísimo hacer comedia.

¿Y qué te parece más difícil?

Comedia quizás, y es que a mi, como Lucía espectadora, me cuesta mucho reírme…

Y si no fueras actriz…

Uff, no tengo ni idea que haría. Lo he pensado muchas veces, pero ni idea, sinceramente. Quizás estudiaría Filosofía.

 

“Me encanta Julio Medem. Sería un sueño trabajar con él. Su manera de tratar la psicología femenina es extraordinaria”

 

¿Te gusta leer?

Me encanta. Ahora mismo acabo de comprarme un libro (la entrevista se llevo a cabo en la librería-café Ocho y Medio)

¿Se puede saber cuál es?

“Las seis lecciones” de Richard Boleslavsky, que explica las lecciones de interpretación que da un profesor a una alumna de 18 años.

Una parte menos conocida sobre ti es que has trabajado mucho en teatro…

Sí, y me ha enriquecido de una manera brutal.

¿Crees que se puede ser una gran actriz sin pasar por el teatro…?

No lo sé, supongo que sí, pero el teatro es lo que te da la posibilidad de experimentar, cada día puedes versionar al personaje. Además, a los 11 años tuve la inmensa fortuna de trabajar en la compañía de Paloma Mejías, que ha sido mi maestra, y se lo debo todo.

¿Es más difícil trabajar en teatro o en audiovisual?

Normalmente se dice que en el teatro, pero para mi quizás delante de las cámaras. En el teatro siento como si tuviera más libertad.

Y si tuvieras que remarcar la mejor virtud como actriz de Lucía Caraballo…

Yo creo que el desarrollar las escenas dramáticas. Es más, todas las secuencias se me van a la parte dramática, a veces, me paso un poco…

¿Y un defecto?

Quizás que a veces me da miedo arriesgar, apostar en la escena. Tengo ideas para mi personaje, y en vez de proponérselas al director, explicarlas, etc. me las guardo para mi. Me gustaría arriesgar más en ese sentido, ir más a saco, poner toda la carne en el asador.

¿Te consideras feminista?

Sí, sin duda. Para mi es la definición de la igualdad… como no voy a ser feminista, no se están cumpliendo con los derechos de las mujeres.

Defínete en una palabra

Que difícil… valiente.

 

“Bea Vargas es increíble, una adolescente con un trauma brutal, pero que en vez de echarse para atrás va a por ello. Ha supuesto el mayor aprendizaje que he tenido en mi vida como actriz. Está siendo una experiencia fantástica”

 

¿Que ha supuesto para ti “Estoy vivo”?

Para mí ha sido la primera oportunidad que he tenido de tener un personaje con tantísimo recorrido como Bea. Además Bea es que es increíble, una adolescente de 16 años con un trauma brutal, pero que en vez de echarse para atrás va a por ello, a buscarlo. En eso creo que nos parecemos muchísimo. También muy identificada en que no se centra en el mundo del instituto, tiene más vida más allá, tiene más mundos, muchísimas aspiraciones. Bea Vargas ha supuesto el mayor aprendizaje que he tenido en mi vida como actriz. Está siendo una experiencia fantástica, y me ha hecho crecer como persona.

¿Como llegas a “Estoy vivo”?

Yo me presenté para Bea y para Patri, su amiga. Cuando vi la descripción de Bea vi que era totalmente opuesta a mi, pero no sé, sentí una conexión brutal, y eso que físicamente la describían físicamente totalmente opuesta a mi, pero me sentí muy cerca, y arriesgué todo. Con Bea es un personaje que sí que arriesgué. Nada más hacer el casting con Luisa Narciso (no sé como podré darle las gracias) me sentí muy involucrada con Bea.

¿Totalmente opuesta a ti? ¿En qué sentido?

¡Ella es mucho más lista que yo! Pero por otro lado las dos estamos muy centradas en la familia, somos valientes, nos importa la vida fuera de nuestro círculo de amigos del instituto… en ese sí que somos muy parecidas.

Desde fuera da la sensación de que hay una química estupenda en el equipo de la serie…

Muchísima. Yo llegue muerta de miedo. Hay que tener en cuenta que he crecido con ellos. Cuando llegué era de una manera totalmente diferente, he cambiado, madurado, todo el mundo me ha ayudado… además el equipo técnico es increíble, y el reparto, uff, son unos profesionales como la copa de un pino.

 

“Yo llegue a “Estoy viva” muerta de miedo. He crecido con ellos. Cuando llegué era de una manera totalmente diferente, ahora he cambiado, madurado”

 

¿En qué crees que se basa el éxito que ha tenido?

No sé, el reparto es buenísimo, y en cuanto leí los guiones pensé “Yo vería esta serie”. Te puede enganchar por múltiples lados y por múltiples tramas; por la trama de Ba en el instituto, por las ramas amorosas, la ciencia ficción, el thriller, etc. Yo creo que es una magnifica serie de personajes.

 

¿A que tienes miedo?

A quedarme estancada. Cierto que es miedo, pero también es lo que me empuja a trabajar y a levantarme cada día.

 

¿Un libro?

“Malena es un nombre de tango”

¿Un sueño?

Tener personajes bonitos, con gancho y poder trabajar de actriz el resto de mi vida

¿Un proyecto inalcanzable?

Compraría un teatro y montaría una escuela de interpretación con uina compañía desde donde les apoyaría, haría sus obras, etc. Sería un centro para que ellos experimenten y se desarrollen.

¿Una canción?

Hoy de “la otra”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here