Extraño Prix de Fontainebleau
Victor Ludorum defraudó no cabe duda. Pero también hay que escarbar un poco en la carrera. El ritmo fue lentísimo (por poner un ejemplo, hicieron el mismo tiempo que el hándicap que ganó My Charming) con unos seccionales más propios de una carrera de cross que de un Grupo en Longchamp, y si a eso le sumamos que los caballos estaban muy calientes dada la extraña pretemporada que han tenido que llevar este año hizo que los cuerpos que cedieron a The Summit en el recorrido fueran inalcanzables (gran monta de Boudot, por cierto). Personalmente creo que es una carrera muy difícil de valorar que será conveniente marcar con asterisco. No enterremos tan pronto al Capitán de la Legión Extranjera de los Blue Boys.

Bonito Prix de la Grotte
Atractiva carrera (más de lo habitual en los últimos años) se presentaba esta preparatoria para la Poule de Potras, con varios ejemplares con pretensiones de ser protagonistas entre las yeguas de su generación. Y si el paso del Fontaineblau fue una broma, no se puede decir que lo mismo de la preparatoria de las yeguas, con unos seccionales muy interesantes. El triunfo correspondió a la favorita Tropbeau, que con un bonito remate les puso de acuerdo en el poste imponiéndose por ½ cuerpo y una gran monta de Barzalona. Habia dudas sobre si Tropbeau podría hacer la distancia, y dio la impresión de que pudiera alcanzar la milla, aunque un poco al limite. Hay que recordar que esta yegua se impuso a nuestra Marieta allá por agosto, cuando la pupila de Mauri estaba tierna tierna. Yo personalmente (y a falta de lo que diga Racing Post) no creo que haya hecho más de 105, y tampoco pienso que la ganadora de la Poule vaya a salir de este lote. Ahora mismo, y con las inglesas e irlandesas confinadas, no cambio la chance de Marieta por ninguna. (“A mi Sabino el pelotón que los arrollo”)

Sorprendente Prix d’Harcourt
Mucho (todo) espero de Sottsass este año. Desde comienzos del 2019 es uno de mis ojitos derechos de esta generación lo que quizás no me hace no ser objetivo (como es casi obligatorio si se habla de turf). Vale, lo batieron y bien batido. Pero… a mi me salen “peros”. «Rero» daba 3 libras y en terreno muy blando. «Pero» el año pasado tampoco reapareció bien. «pero» me dio la sensación de salir algo corto, y en los últimos metros se dejó llevar. «Pero» para sus rivales este Grupo era el objetivo, no el medio como le pasaba al crack. Vale, sí, batido sin clemencia y sin hacer prisioneros, pero habrá más guerras. Y más partidos. Y habrá revanchas. Muchas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here