En unos días Madrid volverá a ser el centro del mundo de la moda con la celebración de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid en el Ifema. Todos los focos estarán apuntando a las nuevas colecciones… y un aspecto fundamental en el éxito (o fracaso) de esas presentaciones son las modelos que lucieran esas fantasiosas creaciones. ¿Pero como es la vida de una modelo que lucha por abrirse camino en el competitivo y exigente mundo de las pasarelas?

“Desde pequeña me gustaba mucho la moda, las revistas, la fotografía. Pero curiosamente me di cuenta que me fijaba más en las modelos que en la ropa que presentaban.”

Nos explica Rosana Rich, una prometedora modelo de la Agencia de Isabel Navarro. Rosana es alta, 1,80 cm, como es habitual en las modelos. Rosana tiene poco más de 20 años, pero habla con la seguridad de una persona que sabe muy bien lo quiere y que está dispuesta a trabajar hasta conseguir su objetivo. Metódica, profesional y muy perfeccionista, esta haciéndose un hueco en el siempre difícil mundo de la pasarela. De cara aniñada y risueña, desafía al estereotipo de las modelos de pasarela, mostrando un aspecto saludable y sumamente expresivo. Se la ilumina el rostro cuando habla de su trabajo, que para ella que una profesión es una vocación. Rosana Rich nació en Jaca, y tuvo una infancia tranquila, casi idílica, muy alejada del estrés de las grandes ciudades.

“Siempre me ha atraído el arte. A los 17 años me fui a estudiar a Pamplona el Bachiller artístico, y ahí decidí que quería intentar trabajar como modelo, un poco tarde para lo que suele ser habitual en la carrera de las modelos. Me apunte a una Escuela de Modelos y me enseñaron como desfilar, posar, maquillarme, etc. La verdad es que me dieron una formación bastante completa”

Poco a poco empieza a despuntar…

“Empecé a trabajar en Pamplona, en los pocos trabajos que se llevan a cabo allí, y la verdad es que tuve bastante éxito, me llamaban muy a menudo, etc. y eso me hizo que me planteara tomármelo más en serio, y claro, el salto lógico era Madrid o Barcelona. Y elegí Madrid”.

Una elección muy importante para una modelo es la de la Agencia. Rosana trabaja con Isabel Navarro, a la cual se siente muy vinculada.

“Ahora acabo de volver de Milán donde he estado trabajando unos 3 meses. Es una oportunidad que me busco Isabel. Para una modelo es importante viajar, darte a conocer, tener mercados abiertos. Es un mundo muy cosmopolita donde es imprescindible trabajar en diferentes ciudades. Además ha sido una experiencia muy enriquecedora tanto a nivel profesional como personal”

Hacerse un hueco como modelo de pasarela no es nada fácil…

“Cuando estás haciéndote un hueco la vida de las modelos es bastante dura. Este trabajo tiene muchos altibajos, y necesitas tener muy claro tus convicciones. Además es muy importante tener apoyo, ya sea por parte de tu pareja o de tu familia. Yo, en ese sentido, tengo una suerte inmensa. Mi pareja es muy consciente de como es mi trabajo y lo duro que se puede hacer en determinados momentos, al igual que mi familia que siempre me ha apoyado. Sinceramente creo que sin el apoyo de mi círculo familiar no sé si habría podido trabajar de modelo. Han sido quienes más me han animado en los momentos difíciles.”

“¿Qué es lo que más te gusta de ser modelo? Uff, todo… me apasiona el mundo de la moda, y siendo modelo eres participe del proyecto. Me apasiona estar en el centro de un mundo tan creativo como es este, sentirte como eres parte de él, como colaboras en que un creador, un artista, pueda mostrar su trabajo y su talento al mundo. ¿Lo que menos? Quizás que a veces es un mundo un poco solitario. Viajes, cierto desarraigo… tienes que tener la cabeza muy bien amueblada y saber lo que quieres.”

Porque Rosana aparte de modelo profesional también es una enamorada del arte en general “Me encanta la pintura, leer, el cine, y sobre todo la fotografía. Durante unos años estuve estudiando fotografía. Me fascina. ¿Diseñadores preferidos? Uff, hay tantos… soy muy ecléctica en los gustos. Por ejemplo me encantó la colección que presento Tommy Hilfiger en su último desfile en Milán. Ropa muy ponible, muy urbana… Pero por otro lado me encanta la línea de trabajo de Paloma y Juanjo en la firma Malne. Es de una riqueza y una personalidad fuera de lo común. Me encantaría trabajar y desfilar para ellos.”

Uno de los aspectos más polémicos, y quizás oscuros, que rodean al mundo de las pasarelas es el tema del acoso sexual y de la cosificación de la mujer.

“Yo personalmente nunca me he sentido acosada, y me han tratado con respeto. Pero sí, por supuesto, se oyen cosas, te comentan cosas…”

“¿Trabajar en el mundo audiovisual? ¿Interpretar? Hum… a ver, mi madre estuve metido en el mundillo del teatro y eso… Muchas veces me lo han preguntado. Soy bastante expresiva, y dicen que doy bien en cámara. Lo he pensado, pero no sé, no me veo aún… Me apasiona demasiados la pasarela como para dedicarme a otra cosa. Pero más adelante no lo descarto.”

¿Qué dirías a una niña que te diga que quiere ser modelo?

“Jajajaja… esa pregunta es muy habitual. Ten en cuenta que mi pueblo es pequeño, es un ambiente muy familiar, y todos nos conocemos… y no es raro que alguna niña o adolescente me pregunte o me comente que quiere ser modelo, que sí creo que podría valer… hay que actuar con precaución. Siempre las explico que es un mundo que dependes absolutamente de tu imagen, y que tienes que ser muy consciente de ello. Se te va a examinar constantemente por tu aspecto, por tu físico, y tienes que estar dispuesta a oír críticas, ya sean justas o injustas.”

El tema de la brutal exigencia física buscando determinados patrones es uno de los sambenitos del mundo de los desfiles de moda…

“Está claro que el aspecto físico es primordial. Tienes que poder entrar en la ropa que ha creado el diseñador… Yo afortunadamente tengo una constitución natural adecuada, y además me gusta comer sano, hacer deporte. Pero tampoco es bueno obsesionarse demasiado.”

Apunten este nombre que es posible que un poco tiempo sea una de las grandes protagonistas en las pasarelas de los más importantes desfiles de moda. Por ilusión y ganas de trabajar, no quedará.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here