Fotografía: María de Luis

Pol Hermoso, acaba de rodar la serie “Alba” para Antena 3, que protagonizará junto a Álvaro Rico y Elena Rivero. Comienza su carrera en Barcelona, participando en proyectos como “La sagrada familia” o el largometraje “Cal fer el cor fort”, del director Marc Caballero. Además, ha trabajado en una de las series adolescentes más vistas en España, como es “Merlí” de Netflix. 

 

¿Cómo se está enfrentando a la pandemia?

Bueno, pues te puedo decir que he tenido suerte porque he estado trabajando. No tenía aún confirmado aún el proyecto de “Alba” y veía que era un año jodido. Y nada, nos confirmaron y para mi fue una bendición, yo estaba en Barcelona y me pude ir a Madrid a rodar. Luego, fuimos a Alicante a rodar y se pudo agradecer. Pero bueno, con ganas de que pase y de que nos podamos mover un poco más sin restricciones y sin mascarillas.

Hablando de series… Si tuviese la oportunidad de participar en alguna serie, ¿cuál elegiría?

El otro día me lo preguntaron y le estuve dando una vuelta. Entonces, creo que me gustaría hacer algo de época, porque todo lo que he hecho ha sido un poco actual. Me encantaría algo del estilo de “Peacky Blinders” yo creo que ya la misma ropa que te ponen, te hacen sentirte muy bien. No tiene nada que ver con hacer algo actual, que vas en camiseta o vaqueros. Al final tienes que hacer un trabajo de personaje, más de texto. Me encantaría irme a otro país, la ropa totalmente distinta y eso te colocaría en muy buen sitio.

¿De dónde le viene su pasión por la interpretación?

Pues empecé super pequeño, con cinco o seis años a hacer teatro. De pequeño, iba con mi familia a ver una obra típica que hacen en mi pueblo que se llama “Pastorcillos” y se ve que yo le decía a mis padres que quería hacer lo que hacían ellos. Mi madre veía que yo pedía por ello cada año. Entonces, mi madre fue a la escuela de interpretación de Badalona y le preguntó si podía entrar, le dijeron que no admitían a gente tan pequeña. Y bueno, supongo que se puso pesada porque yo también era pesado en casa y me apuntó. Yo no recuerdo ningún año en el que no estaba haciendo teatro como extraescolar, o en algún curso, por ejemplo. Así empezó, como el que se apunta a fútbol o baloncesto, me apunté a teatro y poco a poco salieron las cosas. No decidí ser actor a los 18, cuando acabé el instituto, sino que era algo que iba haciendo y me iban saliendo algunos proyectos. Me han ido saliendo y acompañando en mi vida, no era algo premeditado. Mi pregunta a lo largo de los años ha sido, ¿quiero continuar haciendo esto? Ha sido más por ese camino y la verdad es que al final del día es lo que más me gusta. Yo estoy en la universidad, estudiando ingeniería naval y en cuanto me sale un corto, ya le estoy diciendo a mis padres que no voy a clase. Me dicen que no me aporta nada, pero luego te mueve mucho.

¿Cómo recuerda su primera vez en este mundo?

La primera vez en un escenario no me acuerdo, tendría que buscar en mi casa porque mis padres son de grabarlo todo. Tendría que buscar en casa y me daría mucha vergüenza. Pero, sí que me acuerdo de mi primera vez frente a una cámara, tenía unos 10 años. Al final, era un niño y estaba prácticamente jugando. Hablo ahora con mis padres, y me dice que era un infierno ir a rodar, por los horarios y demás. Yo entonces, no me enteraba de nada, solo pasaba el texto, si me decían que me tenía que quedar cuatro horas más, me quedaba, me daba prácticamente igual. Al final, cuando eres un niño, es un juego y cuando te haces mayor piensas en la frescura que tenías en ese entonces. Es muy difícil, volverla a buscar.

Si tuviese que elegir entre cine, teatro o televisión, ¿con cuál se queda?

Pues mira, cine, no te puedo decir porque hace tiempo que no me pongo. Toda mi formación es más teatral, luego, he tenido la oportunidad de trabajar en televisión. En televisión, me siento cómodo, de cierto modo trabajando porque la pasamos regular y aún vemos las flaquezas que tenemos, que son muchas. He rodado cortos, pero no largos así que no te podría decir del todo bien. Ahora mismo, te diría televisión, porque es en lo que más entrenado estoy y lo que más hago. Pero por decirte, te diría teatro, lo echo de menos y va muy bien para sentirte bien como actor porque conectas con el público, es un entrenamiento y base, esencial para el actor.

Si le surge un nuevo proyecto, ¿a quién le gustaría ver en el reparto?

Me encantaría trabajar con un actor que está en mi agencia y que en su día fue profesor mío de teatro que se llama Marc Martínez. Es un actor catalán que sale en “Hache” de Netflix y ahora está preparado alguna que otra cosita. Porque en realidad, el combo de yo ser el alumno y él profesor y estar en la misma agencia, me fliparía. Así, vemos como los dos hemos evolucionado, decirle como me machacaba en clase y ahora estemos los dos, codo a codo. No sabría decirte más actores españoles, pero Marc tiene una energía única. Además, me encantaría con QuimÁvila, que lo está petando en teatro y ahora va a sacar la película “Poliamor para principiantes”. Tenemos muy buena relación, en la peli, aparece de protagonista. Pero bueno, al final, te sientes cómodo con compañeros que ya has trabajado, sabes que trabajan súper bien y eso es una gozada.

¿Dónde le veremos en los próximos meses?

Pues primero en Atresplayer con “Alba”, que supongo que ya lo sabes. Tengo muchas ganas de que salga esto, primero iremos a la plataforma y luego a Antena 3, en abierto. Si sale bien, pues ya iríamos a otra plataforma. Es algo que no se sabe todavía. Estoy, con mis agentes haciendo muchísimas pruebas y estamos esperando a ver si sale algo.

¿Conocía al elenco de “Alba”?

Yo no conocía a nadie, no los conocí hasta incluso el día en el que tuvimos que ponernos frente a una cámara. Y con este tema, tampoco podíamos acercarnos mucho. Obviamente, algunos nombres los conocía, de Álvaro en “Élite”, a Elena de “Cuéntame”… a veces, impone un poco pero, son gente y humanos. Están ahí para ayudarte y al final del día te sientes como uno más.

¿A quién interpreta en “Alba”?

Pues interpreto a Rubén. Nosotros somos Rubén, Jacobo y Jason, luego está Bruno, que ya veréis porque lo separo un poco del grupo. Rubén es un personaje que viene de una familia muy bien posicionada, es una familia con una falta de amor, donde los negocios van por encima de todo. En la que si te tengo que pisar para quitarte algo, lo hago. Es un personaje al que le ha faltado las figuras paternas y materna. Al final, es una provocación constante porque lo que está buscando es que le hagan caso y le muestren afecto. Analizando fríamente, él lo que busca es que alguien le pare los pies. Busca que alguien le diga algo, alrededor de sus expresiones. Analizando el personaje, él busca a alguien que le haga caso, que le diga, hasta aquí. Es una bomba de relojería que al final acaba explotando.

¿Por qué deberíamos de ver esta serie?

Pues deberíamos verla porque habla de un tema actual, que merece ser hablado. Ya sabemos todos de que habla, de machismos y violencia de género. A veces, en la sociedad caemos en lo mismo, en el “que pesado”, “no me lo vuelvas a repetir” y “ya me lo has dicho”. Son temas, que escuchamos entre amigos y conocidos. El otro día, hablando con los actores dijimos que es un tema actual, si se te hace pesado es porque tienes un problema con él. Igual de que hablamos de una cosa y de la otra, deberíamos hablar de esto. Tenemos que hablarlos hasta el día que se termine, es un problema que existe en nuestra sociedad y tenemos que hablarlo. Si a alguien le molesta, espero que se centre y contribuya a la causa porque sino tiene un problema. Entonces, creo que hay que ver una serie así, para seguir hablando y que moleste a los que tenga que molestar.

¿Cómo ha vivido el rodaje en plena pandemia?

Fuimos como la primera o segunda que volvió en pandemia. Es un coñazo, te voy a ser sincero, al menos yo tuve la suerte de rodar antes de pandemia y puedo compararlo con el post. Las cosas se hacen muy lentas, los ensayos son con mascarilla, que sabemos que tiene que ser así. Luego, en maquillaje no puede estar todo el mundo y retrasa los horarios de rodaje. Te habla el director por combo y no lo entiendes, no le ves la cara a los compañeros… mucha gente tiene roles que no existían antes, los jabones, las mascarillas… al final, si te organizas bien se puede hacer. Esperemos que vuelva un poco a la normalidad, que las vacunas funcionen o lo que tenga que ser.

¿Qué opina de que se realicen manifestaciones pero que los cines y teatros estén limitados o cerrados?

Supongo que opinamos todos lo mismo. Creo que los políticos a veces con un trabajo tan de cara al pueblo, hacen unas acciones tan deshumanizadas. Yo tampoco tengo la solución, puedo rajar, pero no sé solucionarlo. En Cataluña, antes no podías ir a ver a tu madre al pueblo de al lado, pero podías ir a ver un meeting. A veces, toman unas decisiones que no cuadran con la sociedad, eso es lo peor. Hace unos días, vi un programa en televisión en el que decían que en los teatros y cines no se habían producido ningún contagio. Por ello, tenemos que darle la visibilidad que la cultura merece.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here