Paula Medina es un caso singular. Abandonó una exitosa carrera profesional para dedicarse a la interpretación, su verdadera pasión. Dotada de un talento innato para las tablas, ha irrumpido con fuerza en el mundo del espectáculo.

 

¿Cómo es Paula Medina?

Creo que todos somos de muchas maneras. Yo soy muchas cosas. Soy una mujer decidida, que lucha todos los días por conseguir sus objetivos y ser feliz. Soy independiente y siempre hago lo que quiero pero no por ello dejo de ser responsable. Soy trabajadora y me encanta aprender de todo. Soy ingeniera, soy actriz, soy budista, soy aventurera, soy novia, amiga, hermana, hija, amante de los animales y vegetariana…

Curiosamente tienes una preparación académica muy alejada de las tablas, como es una ingeniería, con estudios de postgrado, etc… ¿cómo surge la idea de dedicarte a la interpretación?

Ha sido una vocación relativamente tardía. A mí siempre me ha gustado mucho el cine, soy bastante cinéfila, pero en mi juventud nunca pensé dedicarme a la interpretación. Fue hace un poco más de cinco años cuando de repente me vino esa necesidad de querer ser actriz. Después de haber hecho la carrera con su respectivo proyecto, y el máster y haber vivido en Italia y en Portugal, después de haber hecho prácticas en varias empresas de topografía, de consultoría y auditoría, de construcción etc. Fue cuando volví a casa para ver qué hacía con mi vida y mientras trabajaba de cualquier cosa para ahorrar, me apunté a clases de teatro en Jerez, en un grupo muy reducido de unas seis personas y en ese momento lo entendí todo. Yo quería ser libre y contar historias, quería desarrollar la creatividad que siempre había estado oculta, dejé de lado mi parte científica y decidí ir a por todas. Dejé mucho atrás, familia, pareja, carrera, trabajos y me lancé. Me vine a Madrid con muy poco dinero y sin trabajo para estudiar interpretación.

¿Y cómo fue tu aterrizaje en Madrid?

Desde Jerez había estado mirando cursos para ver dónde me metía, y sin mucha idea de nada y sin ningún amigo en Madrid encontré varios y decidí probar en un curso de interpretación ante la cámara que lo impartía Assumpta Serna.

“Yo quería ser libre y contar historias, quería desarrollar la creatividad que siempre había estado oculta, dejé de lado mi parte científica y decidí ir a por todas. Dejé mucho atrás, familia, pareja, carrera, trabajos y me lancé”

 

Y a partir de ahí ya empiezas a empaparte en la profesión…

Con Assumpta y su marido Scott Cleverdon estuve un año y me gustó mucho; son unos actores magníficos, pero me di cuenta de que necesitaba hacer teatro y dejar un poco la cámara para aprender mejor la base de la interpretación, sin que te miraran a través de un objetivo. Y empiezo a hacer multitud de cursos de todo tipo con muy buenos profesionales como Victoria di Pace que ha sido mi gran maestra, con Juan Branca, Hernán Romero, Concha Doñaque, Marianela Pensado, Verónica Ronda, etc., trabajando improvisaciones, teatro físico, canto, voz, absurdo, interpretación ante la cámara, etc.

De ser una ingeniera con un trabajo estable, con una vida consolidada a iniciar esta aventura… ¿Que opinó tu familia del cambio que das a tu vida?

Mi familia siempre me ha apoyado absolutamente en todo lo que he decidido en mi vida. Ellos confían mucho en mí y saben que cuando quiero algo voy a por ello, sin miedo aunque sea difícil y aunque resulte absurdo para algunos cambiar de vida a los 26 años después de haber estudiado tanto. Pero lo tenía tan claro, fue como una revelación en mi vida y lo supe, supe que quería dedicarme a interpretar.

¿Te fue duro un cambio de vida tan brutal? ¿Te imaginabas la profesión de actriz de esta manera?

Realmente la profesión es mucho más dura de lo que pensaba, pero no me arrepiento. Cuando empiezas estás muy perdida, y empiezas a entender lo difícil que es meterte en la piel de otras personas siendo tú misma. Tienes que dejar la vergüenza a un lado y abrirte, tienes que dejar llevarte y escuchar tus emociones.

Poco a poco además de formarme mientras trabajaba de mil cosas para poder pagarme todas las clases, poder comer y tener un sitio donde vivir, fui aprendiendo lo difícil que es conseguir trabajo en esta profesión. Hay muchísima competencia. Personas que llevan mucho tiempo dedicándose a este mundo, y que parece que saben mucho más que tú. Ves a chicas y chicos de 18 años con las cosas tan claras y con tanta energía que a veces te entra el miedo y piensas: ¿hice bien? ¿Esto es una auténtica locura? ¿Podré vivir algún día de esta profesión?

¿Qué es lo que más te gusta de la profesión?

Sin duda es ver el resultado. Al fin y al cabo queremos ser actores para contar historias que no son nuestras, llegar a los espectadores y conmoverlos de alguna manera, ya sea riendo, llorando, indignándose, asustándose o cualquier tipo de reacción que les haga sentir y evadirse de sus vidas durante unas horas.

Me encanta analizar los personajes y el texto, trabajarlos, crearlos, ensayarlos y finalmente mostrarlos. Y cuando ves el resultado después de todo el trabajo de tantas personas, es cuando realmente dices: “esto merece la pena”.

 

“Me encanta analizar los personajes y el texto, trabajarlos, crearlos, ensayarlos y finalmente mostrarlos. Y cuando ves el resultado después de todo el trabajo de tantas personas, es cuando realmente dices: “esto merece la pena”

 

¿Y lo que menos?

Lo que menos me gusta, es la frustración que te genera en muchas ocasiones cuando las cosas no salen como quieres, cuando recibes tantos noes, cuando ves que escribes correos y mandas y mandas material y pocos son los que te contestan, ya vayan dirigidos a directores de casting, productoras o representantes.

A los que llevamos relativamente poco nos resulta muy difícil hacernos ver, que te den una oportunidad de trabajo. Esto es una carrera de fondo y no puedes parar de insistir. Tienes que generar material de la mayor calidad posible para que se puedan hacer una idea de lo que puedes llegar a dar y si tienes suerte y haces un casting, tienes que estar perfecta, porque es muy probable que la idea que se hagan en ese momento de ti un director/a de casting, es la que tendrán durante mucho tiempo, así que si te pusiste nerviosa y no diste el 200% en tu primer casting, la fastidiaste. Aunque eso es algo que se dice y que todo actor tiene en su cabeza, creo y espero que no sea del todo cierto y que con trabajo y dedicación, podamos demostrar todo lo que podemos dar.

Además, hasta que no encontré a mi representante Olga Lorente, no me di cuenta de la importancia real que tienen. A raíz de ahí, todo ha ido a mejor ya que de repente ya no eres tan invisible y tus trabajos y material llegan a esas personas que toman decisiones.

Al fin y al cabo como dije antes esto es una carrera de fondo y todo conlleva un proceso. Por eso nunca hay que desesperar, lo único que se puede hacer es seguir trabajando y creando nuevos proyectos propios.

Nunca dejará de sorprenderme la cantidad de personas que quieren dedicarse a esto a pesar de todas las dificultades y a pesar de la inestabilidad que conlleva por lo general. También me sorprende lo invisible que eres ante los ojos de los “que deciden”.

¿Cómo ve una película una actriz?

Depende… a veces me resulta imposible desconectar de mi “yo actriz” y me sorprendo a mí misma analizando cada gesto de los actores, cada plano, la luz, la localización, si es plano secuencia o no, pienso cuántas tomas se habrán hecho de esa súper escena dramática, habrá algo de improvisación aquí o no. Es algo fascinante. Se podría decir que pienso como actriz casi las 24 horas del día.

En una gran actriz, ¿Qué porcentaje darías a la preparación y cuanto a la personalidad innata?

Creo que me atrevo a decir que hay un 70-30 ganando la personalidad innata. Los grandes actores de Hollywood o de cualquier parte del mundo han dedicado muchas horas de su vida a prepararse, eso es cierto, todos los actores nos preparamos mucho o esa es nuestra intención, cuantas más cosas sepamos hacer, mejor. Hacemos teatro, cámara, clases de baile, nos apuntamos a voz, a canto, hacemos cursos intensivos de clown, de improvisación, de núcleos dramáticos, otros de cuerpo, claqué, esgrima, nos adentramos en técnicas como Meisner, Chéjov, Stanislavski, Strasberg buscando herramientas que nos sirvan para conectar con el personaje, para sacar tus emociones y darles vida, etc. aprendemos a editar nuestro propio material, nos creamos nuestra página web, aprendemos más idiomas y si tocas instrumentos ya ni te cuento.

Pero no olvidemos que eso se da por hecho. Se da por hecho que un actor sepa hacer de todo y que encima lo haga bien, claro. Entonces, ¿por qué algunos triunfan y muchos otros no? Y yo estoy segura de que es por la personalidad y el carisma. Es importante conocerse a sí mismo y ser auténtico, y saber ¿Qué aportas a la industria del espectáculo que éste no tenga ya? Y la respuesta es: Tú. No estás tú. Pero no estás tú totalmente auténtico y vivo, eso es lo importante, y eso es lo que hay que descubrir, tu autenticidad.

“A veces cuando voy al cine me resulta imposible desconectar de mi “yo actriz” y me sorprendo a mí misma analizando cada gesto de los actores, cada plano, la luz, si es plano secuencia o no, pienso cuántas tomas se habrán hecho de esa escena, habrá algo de improvisación aquí o no. Se podría decir que pienso como actriz casi las 24 horas del día”

 

¿Qué importancia das al director en la interpretación de una actriz en una determinada película?

Toda. El actor tiene q traer su trabajo hecho, su propuesta, pero la dirección es fundamental. Hay actores que si no son bien dirigidos no dan el 100% de su talento. A mí personalmente me ayuda muchísimo una buena dirección. Sí, creo que es fundamental.

¿Crees que hay directores especialistas en sacar lo mejor de las actrices?

Sí, yo creo que sí. Por ejemplo pienso que Isabel Coixet o Gracia Querejeta consiguen dirigir de una manera muy especial a sus actrices.

¿Con que director te gustaría trabajar?

No te puedo decir uno, me gustan muchos directores. Qué decir de J.A Bayona, Amenábar, Almodóvar, Alex de la Iglesia, Sánchez Arévalo, Alberto Rodríguez, todos con grandes carreras y exitazos a sus espaldas, me encantaría trabajar con todos ellos. Pero tengo gran admiración por las mujeres que dirigen y que sus personajes protagonistas son mujeres. Admiro a Gracia Querejeta, Paula Ortiz, Isabel Coixet, Leticia Dolera, que además ésta última escribió, dirigió y protagonizó su primera película… Así que estoy abierta a todos…

¿Y de fuera? ¿Tienes alguno al que admires especialmente?

De los director extranjeros me gustan mucho Scorsese, Nolan, Tarantino, Woody Allen, Polanski, Cronenberg, Wes Anderson.. nada que ver entre ellos, jajaja.

Hablemos de tus compañeras… ¿A qué actrices admiras? ¿Tienes alguna referente?

De las actrices españolas me gustan mucho Natalia Tena, Inma Cuesta, Bárbara Lennie y por supuesto Penélope Cruz, entre otras. Y de actrices extranjeras me encanta la querida Meryl Streep con esa fuerza y presencia que tiene, Naomi Watts, Jenifer Lawrence, Kirsten Dunst y la delicada Natalie Portman, aunque tiene muchos personajes con mucha fuerza.

No tengo a ninguna actriz como referente único, aunque me identifico un poco con la energía de Scarlett Johanson, y hablo de su energía no de su físico, jajaja.

¿Hay alguna interpretación femenina que te haya impactado especialmente últimamente?

Hum… extranjera Cate Blanchett en “Blue Jasmine”; española me ha gustado mucho la naturalidad de Natalia Tena en “10.000 kilometros”

Has trabajado tanto en cine, televisión como en teatro… ¿Dónde te sientes más cómoda?

Me quedo sin duda con el cine. Me siento más cómoda ante la cámara, además tienes más tiempo para preparar las escenas. Y cuando ves el resultado final, aparece la magia.

Por otro lado me encantaría trabajar en una de nuestras series con un personaje fijo y aprender mucho. El ritmo en televisión es súper rápido, apenas tienes tiempo de ensayo y se hacen un par de tomas o tres, por lo que tener un personaje fijo hace que entres más rápido y conectes contigo y tus compañeros al crearte ya la personalidad del personaje.

En teatro tienes ese dolorcito de estómago que es el que te mantiene atento y alerta en escena. Además al no poder repetir toma, ni cortar ni hacer ningún truco como se hace en cine, es muy bonito porque cuando sales a escena estas al 100% desde el segundo primero.

¿Crees que trabajar en teatro da un poso interpretativo que el cine o la televisión por si solo no dan?

Creo que como base interpretativa es muy importante hacer teatro, te da muchas tablas, eso es cierto. También hay que tener en cuenta que entre salir a escena en un teatro y hacer cine existe una gran diferencia en cuanto a la técnica. La cámara te capta todo, cualquier pensamiento lo ve, y en teatro tienes que proyectar con todo. Por lo que un actor que lleve 20 años haciendo teatro y de repente hace una película, creo que debería trabajar mucho las técnicas de interpretación ante la cámara o de lo contrario puede ser que quizás se vea un poco sobreactuado.

“Me encantaría trabajar en una de nuestras series con un personaje fijo. El ritmo en televisión es súper rápido, apenas tienes tiempo de ensayo y se hacen un par de tomas o tres, por lo que tener un personaje fijo hace que entres más rápido y conectes contigo y tus compañeros al crearte ya la personalidad del personaje”

 

Tienes conocimientos de música y canto, así como danza clásica y contemporánea ¿te atraería hacer un musical?

Me encanta la música y he estudiado algunos años de piano en el conservatorio, aunque ya lo tengo bastante olvidado. También he dado clases de voz y canto y descubrí según mis profesores, que mi tesitura es soprano, pero me gustaría retomarlo de nuevo para poder mejorar las técnicas. También hice 10 años de gimnasia rítmica de competición, y a día de hoy doy clases de baile en el que se trabaja el clásico y otras danzas como el jazz o estilos más urbanos. Sí que me gustaría probar con los musicales, son muy completos y divertidos, aunque nunca me he lanzado a hacer una audición.

¿Como ves la situación del cine español?

Es bastante complicada teniendo en cuenta el poco presupuesto que hay de ayudas públicas, que la piratería aumenta y que las cifras de espectadores también descienden porque el IVA es de risa y los precios de las entradas no bajan. No hay una industria fuerte, hay poca inversión en marketing y publicidad, y parece que no hay una base educativa desde niños que fomenten del todo la cultura y el arte.

A día de hoy, ir al cine se ha convertido en un lujo en vez de un acto cultural o de entretenimiento. A mí me da muchísima pena no poder ir tanto como me gustaría. Espero y deseo que podamos mejorar la situación con nuevas alternativas.

Elige… ¿Con faldas y a lo loco” o “Pretty Woman”? ¿”El Verdugo” o “Mujeres al borde un ataque de nervios”?

¡¡Con faldas y a lo loco!! Me parece una película súper divertida y loca, disfruté mucho viéndola, me encantan las buenas comedias, y me encanta ver a Marylin

Con respecto al Verdugo y a Mujeres… Las dos me parecen fantásticas. La comedia dramática o el drama en tono de comedia me parecen genialidades. Me quedo con las dos.

¿Cómo sería tu proyecto profesional ideal…?

Me encanta la unión de géneros, me gusta mucho cuando a cualquier género se le suma el tono de comedia. Una comedia dramática con Leonardo Di Caprio y Woody Allen como director. Y si fuera en España a Daniel Sánchez Arévalo como dire y a Javier Cámara como compañero.

Eres una actriz bastante completa, y pese a tu juventud se podría decir que dominas todos los registros… ¿pero en que genero te sientes más cómoda?

Hum… es difícil… pero quizás con la comedia.

¿Cuál crees que es tu virtud más importante delante de una cámara?

No sé, ¡¡Eso lo tienen que decir los demás!!… me han dicho que la naturalidad…

Te acaban de contratar para rodar una película en la que tienes un papel estelar donde tienes que dar vida a una inmigrante sin papeles en una gran ciudad… ¿Cómo empezarías a trabajar el papel?

Hum… me iría a conocerles, que me contaran historias, ver cómo viven, como piensan, como comen… Sería un papel que esta muy distanciado de mi vida, habría que empaparse de sus vivencias.

¿Y en qué crees que deberías mejorar?

Siempre se puede mejorar en todo, y seguramente pueda mejorar en muchas cosas, pero creo que tengo que trabajar más la escucha. A veces no escuchamos del todo y estamos más en nosotros que en tu compañero.

Pide un deseo profesional…

Hacer una película con Nacho Vigalondo, es un director que arriesga mucho; la verdad es que me fascina, es un genio.

Eres una persona muy involucrada en la defensa del medio ambiente, protección de los derechos de los animales y en diferentes causas sociales; ahora está de plena actualidad la polémica surgida por las denuncias de acoso de una seria de actrices americanas contra personajes influyentes… ¿Cuál es tu opinión?

Me parece que ya era hora de que las mujeres alzaran la voz e intenten poner fin a tantos años de desigualdad y desequilibrio entre hombres y mujeres.

Este mundo tiene fama de muchas cosas, y no se queda atrás el abuso de poder de ciertas personas que aprovechan en diferentes ocasiones su estatus profesional para su beneficio personal.

“Me encantaría hacer una película con Nacho Vigalondo, es un director que arriesga mucho; la verdad es que me fascina, es un genio”

 

¿Personalmente te has sentido alguna vez acosada?

Nunca he sufrido un acoso como tal, pero sí es verdad que al ser mujer te enfrentas a muchas situaciones en las que sientes que la otra persona (siempre hombres) quiere algo más de ti y no sólo tu parte profesional. No digo ni mucho menos que pase siempre, pero estás bastante alerta porque es algo que sientes en casi todos los ámbitos de tu vida desde que eres muy joven.

¿Que opinión tienes sobre el manifiesto de las actrices francesas encabezadas por Deneuve?

No me gusta.

Estoy a favor de que se diferencie la galantería del acoso, eso es obvio, pero no creo que ninguna mujer confunda el “ser caballero” (término que por cierto no soporto) con un acoso. Aunque cuando la “galantería” se convierte en algo muy continuado y le sumas ciertas libertades, para mí se puede convertir en acoso. Y acoso no es sólo una agresión sexual, el acoso existe de muchas maneras.

Hay una frase que he leído en el manifiesto, que dice: “de la misma manera defendemos una libertad para molestar, indispensable para la libertad sexual“. Esto me da a entender que molestar a otra persona está dentro de la libertad sexual, y no entiendo cómo se puede defender eso. Creo que ante todo tenemos que tener respeto hacia los demás y si un hombre sobrepasa cualquier límite ya sea de espacio, verbal o físico, no hay excusa que valga.

¿Te consideras feminista?

Sí, soy feminista, y no entiendo como cualquier hombre o mujer puede no considerarse feminista. Me da rabia que tenga que existir una palabra con la que se defienda la IGUALDAD de derechos entre hombres y mujeres, y es muy triste, pero el machismo existe, el machismo lo vemos todos los días en multitud de situaciones y muchas veces no somos siquiera conscientes porque todos hemos sido educados en una sociedad machista.

Es un debate extenso y podría estar horas hablando de este tema, además mi hermana y yo lo comentamos siempre.

Has estudiado la carrera de Ingeniera Agrónoma, y tienes diferentes estudios de postgrado en medio ambiente etc… ¿eres ecologista?

Sí, totalmente…. Yo estudie Ingeniería porque es la que estaba más cercana al medio Ambiente. Soy una persona que reciclo todo lo que encuentro, colaboro con Green Peace, y varias ONGs más, y también con varias protectoras de animales de animales…

En poco tiempo vas a estrenar “Loca Olivia”…

Si, es un thriller en tono comedia absurda, que esta escrita y dirigida por Mariu Bárcena que también interpreta precisamente a Olivia uno de los personajes protagonistas. La productora es Cristina Arana, y también protagonista de la cinta. Es un proyecto realmente creativo, donde ellas se lo han guisado y ellas se lo van a comer. Sin olvidarnos a todos los actores que hemos trabajado en esta locura de película.

Es una película independiente con poco presupuesto en la que colaboran el gran Carlos Bardem, Marisol Ayuso y Simón Andreu entre otros. Tengo muchas ganas de que se estrene y ver el resultado. La estética de la película es muy particular y ha estado muy cuidada, me encanta el toque psicodélico de los personajes en la fiesta y habla de temas muy actuales haciendo algunas críticas. No la destripo para que podamos descubrirla todos en el cine próximamente. La verdad es que me parece que se ha hecho un gran trabajo.

A quemarropa

¿Cómo es Paula Medina? Decidida.
Un defecto. Terca.
Una virtud. Empatía.
Un libro. “El principito”
Una película española “10.000 km”
Una película extranjera “El piano”
Una canción. “Do I wanna Know” de Arctic Monkeys.
Un viaje. A Japón.
Un recuerdo. Mi Erasmus en Italia.
Un verano. Cualquier verano de vacaciones en mi tierra. ¡Cádiz es lo más!
Un sueño por cumplir. Grabar una peli con Leonardo di Caprio.

 

1 Comentario

  1. Te deseo lo mejor, amiga. Te mereces todo lo bueno que te pase y más. Eres toda una luchadora, gran actriz y como persona, simplemente un cielo. ¡Enhorabuena!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here