Periodista especializada, realizadora de televisión, profesora de dirección, directora de cine… se podría decir que Patricia Ferreira conoce el mundo del negocio audiovisual desde todos los ángulos, siendo una de las personalidades más completas y reconocidas del cine español en la actualidad.
Hace pocas semanas ha estrenado “Thi Mai, rumbo a Vietnam”, con un reparto de la categoría de Carmen Machi, Dani Rovira, Aitana Sánchez-Gijón y Adriana Ozores. Afable y sonriente, charlar con ella sobre cine es un verdadero placer, contagiando su amor por su profesión.

 

Vaya éxito con Thi Mai…
Bueno, ha estado bien, estamos contentos…

¿Lo esperabas así?
A ver, la vocación de la película era que llegara al público. Y hay que tener en cuenta que era un momento difícil, que estábamos peleando contra todas películas de los Oscar, así que no nos podemos quejar, está claro.

Tu primera comedia… ¿Qué te empujó a trabajar con un guion tan diferente a los que has trabajado antes?
Sí, ha sido muy diferente… Bueno, yo quería hacer una comedia. Llega un momento en que te haces mayor y lo que te apetece es reírte y que el público se ría con lo que haces. Supongo que la evolución personal varía de en cada caso, pero la mía ha ido del thriller, dramas y cosas de mucho llorar a decir un día “bueno, a ver, si lo que quiero es reírme y que el público se ría”, y entonces me di cuenta que quería hacer una comedia.

¿Cómo surge Thi Mai?
Estaba trabajando con Marta Sánchez, la guionista en otros proyectos, también de comedia, y un día me envió guion de Thi Mai, que era suyo, lo leí y me fascinó; me encanto el mix de comedia y drama… lo vi redondo. Bueno, todo lo redondo que son los guiones en su primera lectura, que meses después han pasado por una decena de versiones. Pero supe que ese guion es lo que estaba buscando.

“En cuanto leí el guion de “Thi Mai”, me fascinó; me encanto el mix de comedia y drama, lo vi redondo. Sin duda era lo que estaba buscando”

La crítica ha resaltado el trabajo de las tres protagonistas, actrices con unos perfiles y una forma de interpretar muy diferente… ¿ha sido difícil dirigir a Carmen, Adriana y Aitana siendo tan distintas?
Hay que partir de la base de que dirigir a actores siempre es difícil. Cuando son principiantes o con poca experiencia, el director tiene que aportar más, es más complicado. Aunque cuando es gente con mucho trabajo a sus espaldas, o muy consagrado, también tiene su dificultad, porque por un lado aportan mucho más, pero también tienen un criterio más propio, más personal… pero trabajar con estas tres estupendas actrices no ha sido nada difícil; desde el primer momento nos entendimos muy bien.

¿Haces mucho caso a las recomendaciones de los actores?
Sí, todo el caso del mundo. Hay que tener claro que en definitiva ellos son los que tienen que incorporar el personaje. A ver,  las pautas de los personajes y su comportamiento las marco yo, pero les escucho con atención, porque normalmente lo que aportan van a ser mejoras en el trabajo. Pero por supuesto sin dejar de dirigirles, que ese es mi oficio y mi responsabilidad.

©Alex Roló

¿Qué destacarías de cada de una de ellas?
Carmen Machi es una actriz que no tiene techo; es capaz de pasar de la tragedia a la comedia, sin olvidar lo todo lo que la está pasando. Tiene una infinita capacidad de registros.
Adriana Ozores es una magnifica actriz dramática y una maravillosa de teatro, pero que tiene una faceta cómica extraordinaria que últimamente tenía un poco olvidada, es una cómica nata. Tiene una capacidad para la comedia impresionante que desarrolló cuando era joven pero ahora la tiene todavía más perfeccionada… Por su parte Aitana tiene una enorme capacidad de trabajo, una capacidad de crear personajes desde el interior mediante un trabajo minucioso y concreto. Da gusto trabajar con ella, siempre consigues lo que quieres.

Da la sensación de que das mucha importancia a los papeles femeninos, ¿es intencionado?
Hum… a ver, yo soy feminista, pero eso no quiere decir que vaya buscando o forzando la aparición de roles femeninos, pero puede ser que sea de una manera inconsciente. Pero si es cierto que a veces me fuerzo por romper lo estereotipado. Por ejemplo, hay que “hacer” un director de colegio… ¿y porqué tiene que ser un personaje masculino y no femenino, cuando ahora mismo debe haber más directoras que directores? Hay que superar algunos estereotipos, y ese ejercicio sí lo hago conscientemente.

“Carmen Machi es una actriz que no tiene techo; tiene una infinita capacidad de registros. Adriana Ozores es una magnifica actriz dramática pero que tiene una faceta cómica extraordinaria que últimamente tenía un poco olvidada, y Aitana tiene una enorme capacidad de crear personajes desde el interior. Ha sido un verdadero placer trabajar con ellas”

Pese a ser una comedia, y con un argumento tan especial, se puede decir que es bastante contenida…
Jajajajaja… está claro que a la hora de hacer una comedia o el tipo de película que sea, sigo siendo lo que soy; me gusta una cierta elegancia, una contención en cualquier tipo de emociones; odio la chabacanería.

¿En qué genero te sientes más cómodo, en la comedia o en el policiaco?
En el policiaco me siento muy bien, muy agusto. Me encanta ir calibrando como ir dando la información al espectador, mostrando las pistas, construyendo la intriga, etc… pero en mi opinión la comedia es lo más difícil de rodar, sobre todo en torno al guion. Por eso creo yo que hay menos comedias famosas que dramas. Si repasas la historia hay muchas más películas que hayan trascendido que sean dramas o policiacas que comedias. Hacer una gran comedia es muy muy difícil.

Parte de la película está rodada en Vietnam… ¿fue difícil?
Sí, realmente difícil, pero eso no quiere decir que no fuera una experiencia enriquecedora o estimulante. Era la primera peli española que se hacía allí, no teníamos referencias, ni a quién preguntar. Aterrizamos allí sin saber nada, desembarcamos y no sabíamos ni por dónde empezar… los productores locales no aparecían, no sabíamos ni dónde comprar el equipo, etc. Entre una cosa y otra yo estuve unos tres meses.

¿Siempre manejasteis la idea de rodar in situ, en Vietnam?
Siempre existe la alternativa de reconstruir aquí el escenario, pero yo quería rodar allí, vivirlo, rodar en las calles, ese tipo de cosas. Creo que es importante abrir fronteras. No todo se tiene que rodar aquí, y podemos inventar historias que suceden fuera, en este caso en Vietnam, y podemos rodar en esos lugares.

¿Y la productora no te puso pegas?
A ver, cuando tienes un producto así tienes que ir a un productor como Larry Levene, que está acostumbrado a bregar en esos países, y que no le iba a asustar. Sabes a quién vas, eliges un equipo experimentado en trabajar fuera, que hable inglés, etc.

Por cierto, ¿cómo llega Patricia Ferreira al mundo del cine?
Yo entre en el mundo audiovisual desde 2º de las Ciencias de la Comunicación, a los 19 años. Entre en TV, y allí recorrí todo el escalafón, hasta llegar al cine.

¿Qué recuerdas de tus inicios?
Mira, el otro día una alumna mía de la Escuela de Cine al terminar el curso, se acercó y me comentó todo lo que había disfrutado con la asignatura, y me rogó que cualquier cosa que la pudiera ofrecer de trabajo estaría encantada, aunque sea llevando los bocadillos, lo que fuera, que no quería esperar más para entrar a trabajar… Yo la dije que la quedaban todavía dos años en la escuela, que se lo tomara con calma… y recordé que yo había hecho exactamente lo mismo que ella, rogando a todo el mundo que conocía que por favor me buscaran una manera de entrar, de lo que fuera.

¿Tu familia tiene algo que ver con ese mundo?
Que va, nada.

©Alex Roló

En el 2.000 das al salto a la pantalla grande, ya como directora, y  estrenas “Se quién eres”, ¿Cómo fue tu primer minuto de tu primer día de tu primera película?
Hay que tener en cuenta que yo venía de muchos años de realizadora de televisión, por lo cual dirigir equipos no era una novedad para mi. Lo que más me costó fue quizás el trabajo específico de un director, lo que es la puesta en escena y la planificación. Yo había hecho alguna tv movie, pero no tenía ni comparación… Tienes que controlar una planificación de  12 o 14 planos por día, y tenerlos claros en la cabeza, y dibujados y comunicados a todo el equipo… es un trabajo específico de la dirección que sí que era la primera vez que lo hacía.

Y de ahí a ser nominada al Goya de la mejor realización novel, etc…  vaya entrada, por la puerta grande
Sí, estuvo muy bien, tuvo mucha repercusión… La cinta tuvo muy buena distribución y muy buen recorrido en festivales; estuvo como en 20 o 30 muestras.

¿Y no pensaste “bueno, esto es muy fácil…”?
Jajajaja, que va, casi me muero rodando esa película… Yo me dejo media vida en cada película. Me tengo que preparar para un rodaje como si fuera a ir a las olimpiadas. Tienes que tener una preparación física y mental tremenda… y una vez que termino estoy tan agotada que casi me da igual los festivales y los premios y eso. Simplemente estas feliz por haberla llevado a cabo. Y sabes que a la próxima empiezas desde cero.

¿Y ha cambiado mucho el mundo del cine desde el 2.000 q presentas tu primera película hasta ahora?
Han cambiado muchas cosas, pero no ha cambiado mucho. Técnicamente ha cambiado mucho, la gente se ha especializado de una manera brutal… pero el trabajo en esencia sigue siendo el mismo.

“En el cine han cambiado muchas cosas, pero no ha cambiado mucho. Técnicamente ha cambiado mucho, la gente se ha especializado de una manera brutal… pero el trabajo en esencia sigue siendo el mismo”

Después del éxito de “Se quién eres”, ruedas “El Alquimista impaciente” y “Para que no me olvides” dos películas de cierta dureza, recias… ¿Ahí ya manejabas la idea de hacer una comedia?
No, todavía no. Lo empecé a pensar después de “Los niños salvajes”…

¿Porqué se rueda “los Niños Salvajes” en catalán?
Pues porque la productora a la que le llevé  ese proyecto, Miriam Porte, es catalana, y cuando nos metimos con la película, ella dijo que la gustaría rodarla en catalán. Me lo pensé un tiempo y acepte. Hay que señalar que la película sucede en Barcelona, con actores catalanes… ¿y porqué no?

Y no hubo ninguna polémica…
No, en ese momento no, y yo siempre prefiero las versiones originales. He rodado en español, pero también he hecho ficción en hindi o en omoro, el idioma de Etiopía.  Ahora no sé cómo lo habría afrontado, la verdad, pero no por el idioma precisamente que me gusta y me gustó aprenderlo un poco y rodar así. “Los niños salvajes” fue una coproducción catalana-andaluza.

Se te considera una gran directora de actores, incluso das clase de dirección de actores; ¿Qué porcentaje crees que tiene de influencia la dirección en una gran interpretación?
No es matemático, depende de muchos factores. Cuando los actores tienen poca experiencia  el papel del director es fundamental, pero también hay actores absolutamente consagrados que necesitan la dirección, por ejemplo, Fernando Fernán Gómez… Fernando con todo lo que significaba, era un actor que quería que le dirigieran.

©Alex Roló

¿Tenía tan mal carácter como decían?
No, yo no creo que fuera mal carácter, simplemente estaba de vuelta de todo y no le gustaba que le molestaran. Pero a la hora del trabajo era absolutamente serio y profesional, e insistía en ser dirigido. El problema con él era lo contrario, sino le dirigías lo suficiente.

 ¿Y has trabajado con alguno que no le gustaba ser dirigido?
Yo creo que no hay un solo actor que no le guste que le dirijan, eso es imposible. El actor solo tiene el espejo del director, necesitan esa mirada sobre el para saber que su trabajo está en la dirección correcta. Y es que “dirigir” actores implica muchas cosas…  puede ser trabajar en la construcción del personaje, fijar juntos los objetivos de una escena, dirigir la gestualidad o simplemente “mirarles” y con leves indicaciones dirigir el camino de su interpretación.

¿Prefieres dirigir actores que empiezan o consagrados?
A mi me gusta tanto el mundo de la dirección de actores que no puedo contestar… cada uno es un mundo. Todos sus diferentes; no hay una tecla que siempre pulsas y sale el mismo resultado. Hay tantas teclas como personas. Dirigir actores es un trabajo totalmente artesanal

¿Un actor que haya sido muy difícil de dirigir?
Yo lo único que no se cómo meter mano, enfocarlos, son los niños pequeños… Reconozco que no se qué hacer con ellos; procuro sacar muy pocos niños en las películas, me superan. Me parece un trabajo tremendo y muy difícil.

Escribiste un artículo muy interesante sobre la caracterización de actores,… ¿hay algún actor que creas que domina especialmente esa faceta?
A mi me gusta mucho José Coronado. Caracteriza muy pero que muy bien sus personajes. No es un problema de peluquería, vestuario, va más allá, es su forma de moverse, de mirar. Me gusta mucho Coronado.

¿Te gusta llevar al límite a los actores al dirigirlos?
A ver, depende de lo que consideres al límite. Esa historia de gritarles delante del equipo no lo veo. Si es cierto que hay veces que un actor necesita un revulsivo, decirle que no lo está haciendo bien y que lo puede hacer mucho mejor, en plan “¿Qué está pasando aquí?, ¡espabila!” Pero yo procuro no hacerlo delante de todo el mundo… además, lo de humillarlo delante del equipo yo creo que ya no se hace; El estilo Hitchcock con las actrices es cosa del pasado.

“Yo creo que no hay un solo actor que no le guste que le dirijan, eso es imposible. El actor solo tiene el espejo del director, necesitan esa mirada sobre el para saber que su trabajo está en la dirección correcta”

Has transitado por todos los estamentos del cine, has sido periodista, realizadora de televisión, directora de cine… desde tu punto de vista, ¿Qué crees que le falta al cine español?
Dinero; dinero para hacer mejores películas, más grandes, más ambiciosas y más libres.

¿Y qué le sobra?
Miedo. Miedo a hacer películas más grandes, más libre y más ambiciosas…

¿Qué es lo que más te gusta de ser directora?
El momento del rodaje. Creas una realidad diferente, nueva. La sensación de entrar en un decorado que es un caos, y a partir de ahí por medio de la puesta en escena, del uso de la luz, los actores etc. construir un mundo nuevo que no existía. Es algo mágico.

¿Y lo que menos?
La batalla por la financiación… y como directora pura, lo que menos me gusta es la promoción de la película. El final y el principio del proceso cada vez me gustan menos. Me gusta el trabajo del rodaje en sí.

¿Cuál crees que es tu mejor virtud trabajando?
Yo creo que veo muy bien a los actores… saber si están en el camino adecuado, guiarles, etc.

©Alex Roló

¿Tienes algún referente como directora?
Hum… a la largo de la vida te van cambiando las referencias, pero hay un director español que siempre ha sido un referente, que es Mario Camus. Extranjeros, pues según las películas que tenga en la cabeza hay uno u otro… por ejemplo en “En sé quien eres”, los directores americanos que me venían de la tv como Arthur Penn, Brian de Palma, etc. Pero luego he ido cambiando según la película que fuera a rodar.

¿Qué película te ha impactado por su dirección en los últimos años?
Hay una que me produjo una especia de revolución mental tras verla, que es “La cinta blanca” de Haneke. Salí de la sala pensando que el cine ha cambiado para mi tras verla.

Una interpretación que hayas visto que te haya impactado últimamente
Sam Rockwell en “Tres anuncios en las afueras”. Esta sublime.

¿Te gustó la película?
Esta rodada con una enorme habilidad. Es normal que se lleve al público de calle, es de una habilidad imbatible. En mi opinión tiene un guion lleno de trampas, pero ello no es óbice para que la interpretación de Sam sea la mejor que he visto desde hace bastante tiempo.

“A lo largo de la vida te van cambiando las referencias, pero hay un director español que siempre ha sido un referente para mi, que es Mario Camus”

¿Cuándo vas a ver una película al cine la ves como espectadora o como directora?
La verdad es que cada vez me cuesta más verla con ojos de espectadora… antes me costaba menos, ahora casi siempre la veo desde el rol de directora.

Hablemos del futuro… imagínate un proyecto ideal… ¿Qué te gustaría hacer?
Hum… me gustaría hacer una película histórica que combinara la aventura o un thriller, con actores con los que siempre has soñado trabajar… en féminas, por supuesto con Meryl Streep, la mejor actriz viva que existe, o Juliette Binoche, Isabelle Huppert… Y para protagonista masculino, me encantaría Benedict Cumberbatch.

¿Y tu próximo proyecto?
Tengo 3 o 4 cosas… veremos, no hay nada seguro todavía.

¿Es cine o televisión?
De cine

¿Te gustaría trabajar en una serie de tv?
Sí, pero no tengo tiempo… pero puestos a elegir prefiero dirigir, dar clases, hacer guiones, y sí me metiera en el mundo de la tv no tendría tiempo para todo eso. Hay que elegir. Yo he estado muchos años en el mundo de la televisión, y si me metiera a hacer una serie de 20 capítulos, no podría poner en marcha películas de cine, está claro.

A quemarropa

Un defecto. Ninguno, que lo digan los demás.
Una virtud. Valentía
Un libro. “La montaña mágica” de Thomas Mann.
Una película española “Los santos inocentes”
Una película extranjera “La cinta blanca”
Un viaje. Las Islas Galápagos.
Un recuerdo. Mi primer día como meritoria en una película. Fue inolvidable.
Un verano. El verano en que trabajando en tv y estudiando a la vez, y que fui a hacer de meritoria en vez de irme de vacaciones.
Un sueño por cumplir. Rodar una película con un super presupuesto estilo USA.

©Alex Roló

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here