Fotografía Cristina Vicente
Nüll García hipnotiza. La actriz, con una trayectoria de casi 15 años en el mundo de la interpretación, se alzó con el Premio de la Semana del Cortometraje de la Comunidad de Madrid 2020 con «Ferrotipos», su primera obra como directora.
Porque nos hipnotizó. Porque su cortometraje cautivó. Una historia contenida, pero para nada discreta. Actual, emocionante y directa al alma. Como Nüll, como su arte y como su forma de ver el mundo.
«Ferrotipos» es la historia de una modelo (Susana Abaitua) que acude al estudio de un reconocido fotógrafo (Adolfo Fernández ) que le propone participar en un proyecto que intenta mostrar la inseguridad de la mujer a través de la desnudez.
Hablamos con Nüll García de su magnífica ópera prima.

Un corto de un tema polémico y actual… ¿Qué significa para ti la vulnerabilidad?

Uff… Quizás sentirte insegura, desprotegida, estar en el lugar en el que no quieres estar porque te ves forzada; Pasar por encima de tus necesidades y tus deseos, y que eso, te haga daño.

 

¿En qué te inspiraste para hacer “Ferrotipos”?

En el sistema en el que vivimos. Es cierto que he utilizado una escena entre un fotógrafo y una modelo, ya que podía jugar con que a veces, para denunciar un tema que afecta a las mujeres (en este caso, el abuso que hay hacia ellas y la desigualdad), todavía hay hombres que siguen proyectando esa misma desigualdad. Me parecía bonito el lugar y la situación para poder representarlo.

“Para mi la Vulnerabilidad es sentirte insegura, desprotegida, tener que estar en el lugar en el que no quieres porque te ves forzada”

¿Qué motivos crees tú que existen para que la protagonista sea capaz de mostrar los pechos en público pero le cueste tanto hacerlo delante del fotógrafo?

Tiene que ver con que la mujer sea dueña de su propio cuerpo. Cuando se hace la foto, no es por su propia voluntad:  no los enseña como en la piscina, para sentirse libre, con fuerza, y para disfrutar de su propio cuerpo y su propia libertad, sino todo lo contrario. Cuando está en el estudio de fotografía, la intención es que ella se sienta vulnerable, en un ambiente forzado para sentirse vulnerable e insegura. Además, si en la fotografía se mostrase con mucha fuerza, tampoco le valdría al fotógrafo.

 

¿Qué proceso llevaste a cabo para dirigir a la actriz protagonista emocionalmente?

Para dirigir a los actores estuvimos hablando mucho sobre este tema, sobre qué significa para las mujeres el enseñar o no enseñar. Susana lo entendía perfectamente como actriz y como mujer. El que nos sintamos todas forzadas a hacer algo que no queremos, o el sentirnos inseguras y vulnerables ante un hombre, o sentir que un hombre pasa por encima de ti, es algo bastante general que ocurre a todas las mujeres. Lo que hemos hecho ha sido hablar mucho. De primeras, les propuse ir a la contra de los roles establecidos: ella es una tía muy echada para adelante, y que se anima a ir fotografiarse con este señor aunque esté a solas en un espacio privado y cerrado. Ella piensa en que no tiene por qué pasar nada, pero la situación le lleva a actuar y pensar de manera distinta.

El tema es controvertido a la par de estar muy en auge… ¿qué dificultades/facilidades has encontrado a la rodar el cortometraje?

En general he encontrado bastante apoyo a la hora de rodar el corto. A pesar de ser un tema controvertido, está tratado con mucho respeto y con mucha intención didáctica, de crecer hacia un sistema más justo para todas las personas. No sé cuántas puertas se cierran por hablar de esto. Es muy difícil saberlo por qué te dan unos premios, y por qué hay otros lugares en los que no entras por la temática.

“A pesar de ser un tema controvertido, en general he encontrado bastante apoyo a la hora de rodar el corto”

Hablemos de la mujer en el mundo del cine… ¿En qué punto se encuentra el papel de la mujer dentro de la industria cinematográfica?

Creo que estamos más mujeres dentro del cine, pero todavía es como en toda la sociedad: cada vez participamos más de posiciones públicas, aunque todavía hay mucha desigualdad y seguimos necesitando apoyo. Tendrá que ver con las ayudas, y con que la industria sigue siendo muy machista. Por ejemplo las mujeres acceden con más dificultad a su segundo largometraje y en la industria sigue habiendo un porcentaje mucho más elevado de hombres, como se puede ver en el informe publicado por CIMA.

 

¿Te consideras feminista?

Soy feminista, porque creo que hay todavía mucha desigualdad. Considero que es importante que exista mayor igualdad entre todas las personas, no solo entre hombres y mujeres, para que exista un mundo más justo. A todos los niveles. Por otro lado, también soy feminista porque me parece importante valorar todo el trabajo y todos los movimientos de mujeres que ha habido a lo largo de la historia. Ellas se han enfrentado con mayor o menor dificultad que nosotras a un sistema para que hoy, por ejemplo, pueda dirigir, estudiar, tener una cuenta en el banco, salir a la calle vestida como quiera… Y todo eso ha sido gracias a mujeres feministas que han luchado para que así sea. Aunque solo sea para honrarlas, yo soy feminista.

¿Qué crees que aporta tu cortometraje al discurso feminista?

Creo que el corto, dentro de la controversia y de que vivimos en un mundo polarizado, intenta tener en cuenta distintos puntos de vista. No solo el del hombre, que viene siendo el que se ha visto a lo largo de toda la historia, ni solo el punto de vista de la mujer que hay gran parte del movimiento que está en eso. Creo que aporta que las mujeres nos sentimos así, pero que también los hombres pueden en un momento dado no saber muy bien como hacerlo. O que pueden querer hacerlo con muy buena intención pero se siguen equivocando porque vienen con una herencia cultural machista con la que ellos también tienen que gestionarse. Y creo que lo rico es que aportar distintos puntos de vista, que no hay ni buenos ni malos, sino que existe un sistema en le que estamos todas las personas metidas, y que es una labor de todas hacer que eso cambie y que supone hacer mucha crítica y autocrítica.

 

No solo eres directora, sino que también eres actriz, ¿qué le dirías a una persona que quiere introducirse dentro del mundo cultural?

Que haga lo que le gusta hacer, que aprenda a poner límites, y que lo estudio, disfrute, lo disfrute, y que no se lo tome tan a pecho. La profesión es muy injusta y hay que poder distanciarse de eso para no tomárselo a lo personal.

 

  • Un libro: Persépolis, de Marjane Satrapi
  • Una película: Verano 1993, de Carla Simón, porque es de mi generación y me pareció que hizo un trabajo precioso.
  • Un sueño por cumplir: Poder dirigir mi primer largometraje

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here