Si hubiera que definir a Nico Matji en una palabra, esa podría ser “vitalidad”. Tras ganar su octavo Goya en el 2018 por “el Secreto del Rey Midas” a la Mejor Película de Animación, nos recibe en su flamante y moderna Escuela de Artes Digitales Lightbox Academy

¿Quién es Nico Matji?

Un varón de 43 años que siempre ha estado enamorado del cine, que su madre era productora, su padre guionista, y que quiso ser productor de cine.

 

Salvando las distancias, y usando un simil cinéfilo, cómo en “Uno de Los Nuestros” que Ray Liotta siempre quiso ser un ganster…

Jajaja, si, algo así. Con 17 años cruzando La Castellana tuve una idea… “¿Porqué en España nunca se adaptan los personajes de comic al cine?” Y nada más llegar a casa se lo dije a mi padre que era guionista y productor… “Hay que hacer una película de Superlópez”.

 

Se puede decir que tu carrera comienza en el Paseo de la castellana…

Pues quizás sí. 6 años más tarde, de Erasmus en Alemania, la idea volvió a mi cabeza, y me comencé a imaginarme Santiago Segura como Escariano Avieso, el malo de Superlopez, etc. Esa idea empezó a ser una obsesión.

 

¿Ya pensabas en animación?

No, en imagen real. Cuando termine la carrera mis maravillosas tías me dijeron que me regalaban un coche… Yo no quería un coche, quería llevar a cabo mi sueño, así que les dije que mejor me dieran el dinero, que tenía una idea en la cabeza y compre los derechos de adaptación audiovisual de Superlopez. Gracias a mi padre tenía acceso a todo el mundo, y llegue a un acuerdo con Sogecine para el proyecto. Pero se fusionaron las plataformas Canal Satélite y Vía Digital y el proyecto murió. 4 años de trabajo se quedaron en nada. Encima en la Editorial cambiaron al responsable y el nuevo no se portó especialmente bien… y el proyecto hizo aguas.

 

“Nico Matji es un varón de 43 años que siempre ha estado enamorado del cine, que su madre era productora, su padre guionista, y que quiso ser productor de cine”

 

¿Y cuándo “aparece” Tadeo?

Pues al poco tiempo recibí un mail de un chico dónde me comentaba que se había enterado de que estaba trabajando en hacer una película sobre Superlopez y que el estaría encantado de participar, que por favor viera su web de animación. Fui a su web y me encanto el cariño en su trabajo… Era Enrique Gato y ese fue mi primer contacto con el mundo de la animación. Nos conocimos y nos entendimos muy bien. Y pensé “vamos a investigar este camino…”. A finales de 2003 empezamos nuestro primer corto, el primer Tadeo, que ve la luz rozando el 2005. Ahí comienza la historia de Tadeo. Me cruce en el camino con Enrique y a partir de ahí más gente se fue sumando a esta maravillosa aventura.

Das mucha importancia al trabajo en equipo ¿no?

Es fundamental. A ver, tu puedes tener una idea que puede parecer magnífica. Pero necesitas estar rodeado de un grupo de personas en las que confíes para poder pulir la idea, trabajarla, darle la orientación correcta, etc. y el resultado siempre es infinitamente mejor que cerrarte a los demás. Yo creo que un director de un equipo lo que tiene a hacer es coger las mejores ideas, y elegir lo que vale y lo que no vale.

 

El corto de Tadeo rompió todos los registros de Premios, fue un boom…

Sí, creo recordar que entre nacionales e internacionales ganamos unos 65 premios.

 

¿Esperabais ese éxito?

Para nada, era un experimento. Siempre me gusta decir que fue una aventura, un salto sin red. Nos costo 36.000 euros incluida distribución, pero para nosotros era muchísimo dinero. Y con lo que ganamos y el prestigio que nos dio todos esos premios pudimos hacer el segundo corto de Tadeo, el comic y empezar a desarrollar el largometraje. Fue el aldabonazo de salida.

 

Y tras el segundo corto ya se empieza a vislumbrar la posibilidad de hacer la película…

Este segundo cortometraje es el que permitió financiar la película. Lo hicimos pensando que tenía que ser el escaparate con la mínima calidad que podríamos garantizar para el largometraje. Tenía que parecer una mini película y Tadeo tenía que hablar.

En aquellos momentos el grupo Intereconomía estaba pensando en invertir en cine y tuvimos ocasión de presentar el proyecto a su presidente, el cual se enamoró de la idea de hacer en España una película de animación así. Nos preguntó cuanto dinero hacía falta para hacer esta película y nos lanzó a por ella.

 

¿El éxito de crítica de los cortos fue fundamental para poder crear el largometraje?

Hum… no del todo. Cuando empezamos con la idea de la película, el segundo corto todavía no había sido premiado. Fue un cúmulo de circunstancias, con un componente de suerte bastante importante. Pero yo siempre he pensado que todo viene de SuperLopez y de tener sus derechos, es lo que quizás más puertas nos abrió.

 

¿Pero el éxito del corto de Tadeo no os daba una cierta seguridad del éxito de la película?

No creas, no está relacionado, los cortos los ve muy poca gente… el corto realmente lo que demostró es que había Director.

 

¿Es verdad que te llegaste a disfrazar de Tadeo la primera que se proyectó la película?

Si, bueno, tampoco tiene mucho misterio… Era fácil, y barato. Me pinte las patillas, me puse un gorro, una mochila, y poco más. Y daba el pego.

 

¿Tú eres Tadeo Jones?

Sí. Y no. Tadeo somos todos los que hemos trabajado en la película. Tienes cosas de mí, por ejemplo el uso frecuente de la expresión “mola mogollón”. Y tiene cosas de Enrique, y de bastante más gente. Como te digo, Tadeo es una mezcla de todo el equipo.

Y llega el primer largo, “Las aventuras de Tadeo Jones” y rompéis la taquilla…

Sí. Bueno, pero contrariamente a lo que pueda parecer, todavía no tenemos un yate…

Y es que no es oro todo lo que reluce. Hay que pagar a los cines, el IVA, SGAE, la comisión del Distribuidor y otros mordisquitos… Además de que un estudio es muy caro de mantener.

 

“Tadeo somos todos los que hemos trabajado en la película. Tiene cosas de mí, tiene cosas de Enrique Gato, y de bastante más gente. Tadeo es una mezcla de todo el equipo”

 

Sí, por que fuera fue un exitazo…

Cierto, hubo en países donde la acogida fue estupenda, como México, Perú, Brasil, Polonia, Bélgica… Pero la distribución en los países extranjeros tiene muchos gastos y los royalties que llegan de esos mercados son una buena propina. Tienes que pensar que el Distribuidor compra la película, la dobla a su idioma y paga de su dinero el lanzamiento de la película en su territorio.

 

Por cierto, fuisteis la primera cinta española que se distribuyó en el mercado chino

Sí, Studio Canal proyecto la película y en Cannes un agente chino la vio, y pensó que podría superar el tema de la censura y las cuotas para productos extranjeros, y que podría gustar…

En 2012 China era en términos cinematográficos todavía un mercado más confuso y opaco que ahora. No había datos de auditores internacionales y tenias que aceptar el cuento chino que te contaban.

 

¿Algún país te sorprendido especialmente?

La primera funcionó muy bien en México (quizás ayudada por el efecto Belinda), y en Perú… En Europa, Bélgica y Polonia.

 

¿En que se basa que tengáis éxito en culturas tan diferentes, como Rusia, Turquía o China?

Me lo pregunta mucha gente… yo creo que es la película en sí, pero también tener un buen Agente de Ventas que venda a un buen distribuidor local.

 

¿Es muy importante el Agente de Ventas?

Sí, mucho. Tu tienes tu Agente de Ventas y se podría decir que es como un tendero. El vende la película en los mercados locales, y como en todo, hay agentes mejores y peores, más de fiar y menos de fiar… y los distribuidores pueden comprar a uno o a otro.

 

Con la primera película de Tadeo ganasteis 3 Goyas, entre ellos mejor guión adaptado y el de Director Novel, un hecho histórico que una película de animación consiguiera este último galardón… ¿Cómo se asume ese éxito? ¿Cómo es el día siguiente?

Jajaja, pues no tan glamuroso como se podría imaginar… vas a la oficina con el Goya, nos hacemos fotos todo el equipo con el, todos hinchados, nos auto felicitamos, nos vamos a comer y nos contamos como molamos y cuanto nos queremos.

¿Hubo un antes y un después de esa noche de los Goya del 2013?

No se puede decir que haya un antes y un después con el Goya a mejor película de animación, pero en nuestro caso, desde luego que lo hubo con el primer corto.

Los 3 Goyas llegan en el 2013 y dos años antes de estrenar Tadeo Jones ya estábamos empezando a trabajar en “Atrapa la Bandera”.

 

¿Y eso?

Porque pensamos que si apostábamos todo a Tadeo II como pinchara la primera, la segunda no saldría. Así que mejor ir a otra película…

 

Y tras Tadeo vino “atrapa la Bandera”, dónde pese a que también ganasteis el Goya, a nivel de público no se acercó al éxito, pero la crítica la valoró más…

Técnicamente es mucho mejor, es un salto brutal, “Atrapa la bandera” tenía más presupuesto que cualquier de las películas de Tadeo, es lo más ambicioso que hemos hecho. Era nuestro intento de asaltar el muro, queríamos un producto muy americano para entrar en el mercado USA, una historia internacional con mucha épica, pero muy fácil, con pocos personajes. Todos los que participamos en “Atrapa la bandera” estamos muy orgullosos de la película si bien el resultado internacional no fue lo soñado.

 

En cambio con “el Secreto del Rey Midas” habéis vuelto a romper los registros… ha sido la película española más vista más vista del 2017, con más de 3 millones de espectadores… ¿esperabais superar el éxito de Tadeo I?

La verdad es que no. Nuestro objetivo era no estar demasiado lejos de los números de la 1ª película…

 

¿Qué diferencia hay entre los largometrajes de Tadeo Jones?

La segunda es más adulta, buscamos que traspasara un poco… Y técnicamente es más complicada. Hay que tener en cuenta que hay una experiencia de más de 10 años en el estudio, somos más maduros.

 

¿Ha sido el mismo equipo?

Si, el core del equipo ha sido el mismo.

 

¿Y de presupuesto hay mucha diferencia?

Parecido. Aunque la II la fulminamos en 22 meses de ejecución, muy rápido 27 meses contando preproducción, mientras que en la primera tardamos unos 48 meses.

¿Cuánta gente ha trabajado en “El secreto del Rey Midas”?

Depende del momento de la producción, pero hay momentos en determinados picos de trabajo que llegamos a 120 personas.

 

¿No tuvisteis la tentación de hacer un clon del primer Tadeo dado su éxito?

Se puede decir que lo cambiamos todo, para que todo siga igual. Trabajamos con 4 productoras más, que ponen mucho dinero y que no desean cascar su inversión. Por ello, y para no decepcionar al público, no debes salirte mucho por la tangente con ideas muy transgresoras.

“La segunda película de Tadeo es más adulta que la primera Y técnicamente es más complicada. Hay que tener en cuenta que hay una experiencia de más de 10 años en el estudio, somos más maduros.”

 

¿No os dio pena quitar protagonismo a Sara?

A ver, si coges a los mismos personajes te limitas mucho. Mira Indiana Jones, en cada peli cambia de chica… queríamos que estuviera Sara, pero tenerla todo el rato al lado de Tadeo y la Momia complicaba mucho el guion, y el personaje de la Momia lo veíamos fundamental. Queríamos una chica nueva, aunque Sara no dejara de ser el motor de la historia.

 

¿Ha cambiado mucho el trabajar con Paramount que con un agente de venta?

Hum… pues realmente no. Mucha gente piensa que la coge la Paramount y vas a todo el mundo. Y no es verdad. Tú se la vendes al Director de Adquisiciones internacionales de Paramount, y ese señor se la tiene que vender a sus filiales para que metan dinero a riesgo de su cuenta de resultados en cada país… En algunos sitios Tadeo va a cine, en otros a video, depende del equipo local de cada filial de Paramount. Es un pequeño producto que llega desde la central, que ellos no lo han elegido, pero cuyo rendimiento va a verse reflejado en sus cuentas de resultados…

Por otro lado un Distribuidor independiente, invierte en tu película porque piensa que puede ganar dinero con ella y realmente se la juegan, a no ser que tu peli haya sido vendida en un paquete, práctica bastante habitual por otro lado.

El mundo de la distribución es muy curioso, y es muy importante. Tu puedes hacer una gran peli, y si el distribuidor no cree en ella estás fastidiado. Luego hay sorpresas como fue el mercado polaco, belga o brasileño. No rompimos el mercado ahí, pero fueron unas sorpresas muy agradables.

 

También has producido películas convencionales reales como “Séptimo”; ¿hay mucha diferencia como producir real o animación?

Entro en “Séptimo” porque mis socios en Tadeo y en “Atrapa la Bandera”, Jordi Gasull y Edmon Roch, son los productores que inician “Séptimo” y me invitan a participar en ella, yo habitualmente estoy mas centrado en la animación. La producción de películas convencionales es más sencilla; con un director, un guion, dos actores y un plan de financiación razonable, se puede vender y no necesitas un gran desembolso económico inicial, mientras que con una película de animación lo normal suele ser que te pidan que enseñes más de la película, o más diseños.

Por otro lado también hay que tener en cuenta que en una película de imagen real en un año y medio puedes tenerla lista… 8 semanas de preproducción, 8 semanas de rodaje y 8 semanas de postproducción… Una animación es mucho más laborioso; para empezar es un proyecto a 4 años, los dos primeros años vas a pulmón, ya que la financiación se suele completar cuando te quedan 1,5 año o 2 años para acabar el proyecto.

 

¿Entonces es más fácil una producción de una película real?

Depende de la película. Si hablamos de películas sencillas, es más fácil, más barata y tiene los riesgos mejor medidos una producción de imagen real que una de animación 3D.

Dicho esto, cualquier actividad emprendedora conlleva el riesgo de no acabar lo que empiezas y entonces, te caes con todo el equipo.

“una película de imagen real en un año y medio puedes tenerla lista… Una animación es mucho más laborioso; es un proyecto a 4 años y los dos primeros años vas a pulmón, ya que la financiación se suele completar cuando te quedan 1,5 año o 2 años para acabar el proyecto”

 

Tenéis en postproducción “Tiempo Real”, dirigida por Jose Luis Cuerda, con Blanca Suarez… ¿que nos puedes decir de ella?

Estoy muy contento con el resultado final. Se ha rodado rápido, sin problemas, como es habitual en las películas de Cuerda, y la postproducción no está siendo especialmente complicada. Si todo va bien se estrenará a finales de este año.

Félix Tusell y Arturo Valls, los productores principales, han hecho un trabajo fantástico. Es un Cuerda puro, pasado por un filtro tan moderno como es el año 9177 en el que se ambienta la película con unos actores de máxima actualidad.

La peli debería atraer nuevos espectadores a las salas, no solo a los fans de Cuerda. Blanca Suarez esta estupenda. Ahora hay que elegir con cuidado la fecha de lanzamiento.

 

¿Es importante esa elección?

Muchísimo, más de lo que la gente piensa. Hay que estudiar con mucho cuidado el calendario de estrenos. Por ejemplo, con Tadeo se hizo estupendamente y acertamos. Terminamos la película en Marzo y esperamos hasta casi Septiembre para lanzarla, con lo que tuvimos tiempo para generar infinitos materiales de promoción que calarán en la gente.

En cambio con “Atrapa la Bandera” fuimos más apretados. Y es que gran parte del éxito de una película es que la gente haya oído hablar de ella con el tiempo y la calidad suficiente como para para captar su interés.

 

Y ahí las agencias de comunicación tienen que jugar un papel fundamental…

Totalmente, tienen una gran importancia en el éxito o no de una película. Porque como dicen los americanos, “No hay emoción sin promoción”.

 

“Estoy muy contento con el resultado final de “Tiempo Real”. Félix Tusell y Arturo Valls, los productores principales, han hecho un trabajo fantástico y debería atraer nuevos espectadores a las salas, no solo a los fans de Cuerda, y además Blanca Suarez esta estupenda”

 

¿Cómo te ves dentro de 20 años?

Hum… ni idea… si me dejan, produciendo cine. Me he dedicado 20 años a perseguir un objetivo, y lo he logrado. Pero hay que tener en cuenta que cada película que sacas adelante tiene bastante de milagro. No puedes decir “Voy a hacer esta película” y hacerla. La cosa no funciona así. Un productor tiene que ser más de “¿Qué idea me podrían financiar?” o “¿Qué película va a interesar dentro de 3 o 4 años cuando toque sacarla a la luz…?” y por supuesto “¿Tengo los recursos para lanzar este proyecto?”

¿En el futuro más cercano vas a tender más a vas a tirar más a real o animación?

No me cierro ninguna puerta, pero mi idea es ser fundamentalmente productor de animación.

 

Visto desde fuera trabajar en una de tus películas de animación parece francamente divertido…

Jajajaja, hombre no sé… tiene partes divertidas y otras que no tanto. A ver los productores siempre estamos de viaje, buscando dinero, que es nuestro cometido más importante. Pero lo interesante, lo divertido, son las Story Boards y las reuniones de diseño de los personajes. Ahí nos desmelenamos con ideas, algunas absurdas, otras brillantes. Es la parte más creativa; se podría decir que es la etapa más fascinante de la creación.

Luego me gusta ver la cinta por lo menos una vez a la semana y si se me ocurre alguna idea, algún comentario, se lo paso a Quique. Pero a partir que el guion está aprobado, él tiene el mando total del equipo. Los demás podemos aportar, pero el dirige la nave.

 

A qué nivel esta la animación española en el ámbito mundial?

Nuestra animación está muy reconocida en el extranjero, y nuestros profesionales gozan de una reputación excelente. Se podría decir que si exceptúas a los Estados Unidos, estaríamos peleando por ser referencia mundial.

 

¿Crees que las entidades públicas apoyan lo suficiente a un sector que está en un crecimiento tan importante como el mundo de la animación?

Es mejorable y depende de la Comunidad Autónoma en la que te encuentres. Lo cierto es que en Canarias están haciendo un loable esfuerzo a nivel fiscal para atraer estudios de animación de todo el mundo y en Navarra también se están dando pasos en este sentido, pero una se beneficia de su insularidad y la otra de su régimen foral. A nivel peninsular todavía queda camino por recorrer.

 

Supongo que habrás pensado en los Oscar…

Hombre, soñar se sueña, pero es realmente complicado estar en la pelea con una película no americana en la categoría de mejor película de animación. Ten en cuenta que te enfrentas a los grandes estudios americanos como Pixar, Dreamworks y Blue Sky que octoplican tu presupuesto, no solo en la película en sí, sino también en la promoción. Quizás puedes colocarte con algo muy independiente, pero competir de tú a tú en su terreno contra ellos, es misión imposible.

“Nuestra animación está muy reconocida en el extranjero, y nuestros profesionales gozan de una reputación excelente. Se podría decir que si exceptúas a los Estados Unidos, estaríamos peleando por ser referencia mundial”

 

Hablemos de otro de tus facetas profesionales, ¿qué es exactamente Lightbox Academy?

Lightbox Academy es una escuela de arte digital, donde los alumnos aprenden a trabajar en un entorno profesional con una metodología similar a las empresas donde desarrollaran su carrera.

Damos formación de todos los departamentos que componen la producción de un largometraje de animación y además de videojuegos.

 

¿Cómo surge la idea?

Fue casi una necesidad, era una idea que llevábamos tiempo madurándola. Nos dimos cuenta que cuando arrancábamos con un proyecto gastábamos mucho tiempo en formar el equipo y enseñarles como queríamos que trabajaran en un ambiente puramente profesional. Y pensamos que estaría bien montar una pequeña aula de formación, algo sin mucha gente y muy personalizada, unas 30 personas, para darlas una formación más práctica de lo habitual, enfocado al trabajo real. Además Enrique Gato antes de ser director de cine daba clases en diferentes escuelas de Madrid, con lo que conocía bien las carencias existentes. El detonante fue la creación de “Atrapa la Bandera”, donde ocurrió una cosa curiosa; por primera vez había problemas de profesionales. A la vez se estaban haciendo 4 largometrajes y dos series de televisión en distintos estudios. Faltaba gente, y ahí decidimos que era fundamental que formáramos a nuestra gente. La fortuna quiso que nos cruzáramos con Juan Nieto y Alfonso Gutiérrez, dos magníficos profesionales que habían trabajo en diferentes escuelas… y de ahí surgió el “¿y si…?”… “¿y si montamos un plan de formación como Dios manda?”. Hicimos un plan de negocio, nos fuimos al banco, confiaron en nuestro proyecto y pudimos arrancar.

 

A quemarropa

Una virtud; cabezonería

Un defecto; cabezonería.

Un libro; “El cerebro de Donovan” de Curt Siodmak.

Una película española; “El día de la bestia”.

Una película extranjera, “Tiburón”.

Una película de Animación, “Buscando a Nemo”.

Una canción; “Lana” de Tangerine Dream.

Un viaje; Jordania.

Un recuerdo; el nacimiento de mi hijo.

Un sueño; pelear por un Oscar.

A que tienes miedo; a deshacer el camino andado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here