El Caribe es probablemente uno de los destinos que más se han popularizado en las últimas décadas para el turismo español. Desde los tiempos lejanos del inalcanzable Acapulco se pasó al “todo incluido” de los macro establecimientos de Cancún. Pero también existen otros destinos vacacionales caribeños, donde el lujo y la exclusividad son su tarjeta de presentación, como son los establecimientos que se engloban bajo la prestigiosa etiqueta de Luxury Bahia Principe, la marca de más alto nivel de la cadena hotelera Bahia Principe Hotels & Resorts, perteneciente a Grupo Piñero.

Conversamos con Julio Pérez, Director General de Bahia Principe Hotels & Resorts.

Grupo Piñero nace a finales de los 70´s y hace algo más 20 años abristeis vuestro primer establecimiento en la República Dominicana, entrando en el competitivo y difícil segmento del lujo accesible en el Caribe… ¿Cómo os decidís a dar este paso?

Como bien indicas, el actual Grupo Piñero inició su actividad en 1976 a través del turoperador Soltour, especializado en paquetes vacacionales chárter a las islas Baleares, Canarias y el Caribe. Por nuestro trabajo y experiencia previa en Soltour, nos fuimos percatando del creciente interés de los españoles por viajar al Caribe, y, en aquella época, República Dominicana presentaba grandes oportunidades de inversión, lo que nos hizo probar suerte y cruzar el océano. Cabe destacar, además, que tuvimos la ocasión de descubrir nuevos destinos como Samaná, donde de hecho somos la única cadena hotelera con establecimientos en propiedad.

En cuanto a nuestra apuesta por este segmento, fue una consecuencia natural de la búsqueda de la excelencia para garantizar a nuestros huéspedes una experiencia memorable durante sus vacaciones a lo largo de los últimos 40 años. La combinación de ubicaciones exclusivas, de un cuidadísimo producto ‘todo incluido’ y del amplio abanico de actividades de ocio de nuestros establecimientos nos han colocado en una categoría de lujo accesible, es decir, hoteles de alta gama, 5 estrellas en el Caribe, que ofrecen unas instalaciones y servicios de calidad entre los que se encuentran algunos de lujo, como servicio de mayordomía. Es en el producto ‘todo incluido’ 5 estrellas en el que nos sentimos muy cómodos y acumulamos una gran experiencia.

Han pasado 10 años desde la creación de vuestro primer hotel Luxury, el Hotel Luxury Bahia Principe Ambar Don Pablo Collection. ¿Creéis que ha cambiado el concepto de turismo en estos años que han pasado desde esa inauguración?

Totalmente. Estamos en un momento en el que la digitalización ha hecho repensar gran parte de los sectores profesionales que existen en la actualidad, y el turístico no ha sido una excepción.

En los últimos años hemos experimentado la creciente necesidad de adaptarnos a las demandas de las nuevas generaciones, muy ligadas al uso de las nuevas tecnologías, que, además de adaptar parte de nuestros servicios, ha posibilitado que podamos tener con nuestros huéspedes una comunicación directa y en tiempo real. Asimismo, las motivaciones y las necesidades de los viajeros están cambiando y evolucionando de forma constante, ya que buscan nuevas experiencias y actividades así como una atención más personalizada.

Pese a que tenéis más de 20 establecimientos hoteleros bajo 4 diferentes marcas comerciales se podría decir que vuestro estandarte es la marca Luxury Bahia Principe. ¿Qué plus da esta denominación que no de otros hoteles de vuestro Grupo?

No diríamos que Luxury es tanto como nuestro estandarte, pues el objetivo de nuestras cuatro marcas es ofrecer momentos únicos a nuestros huéspedes durante sus vacaciones, en función de la experiencia que mejor se adapte a sus intereses. Luxury agrupa a los 10 hoteles de más alta gama de Bahia Principe Hotels & Resorts, en los que, a diferencia del resto de marcas, su calificación de hotel 5 estrellas le aportan unas características singulares, que integran una serie de servicios especiales, como cenas ilimitadas en los restaurantes temáticos, un servicio de mayordomía, WiFi gratis 24 horas en todo el hotel…

Exclusividad, servicios especiales y una atención exquisita son la base de vuestra oferta en el segmento Luxury Bahia Principe. ¿Por qué solo ofrecéis este segmento de hoteles en el Caribe? ¿Sería extrapolable este concepto de turismo a nuestras Islas Canarias?

En primer lugar, cabe tener en cuenta que la extensión de los terrenos hoteleros en el Caribe es significativamente mayor a la que acostumbramos a ver en países como España. Por ejemplo, en Riviera Maya (México) y La Romana (República Dominicana) disponemos de parcelas que cuentan con miles de metros cuadrados, lo que nos ha permitido asimismo ir diversificando nuestro negocio mediante campos de golf y promociones inmobiliarias.

Sin embargo, este factor no impide que en España podamos construir complejos menos extensos pero que brinden a nuestros clientes la calidad asociada a la marca Bahia Principe Hotels & Resorts. Sin ir más lejos, nuestra próxima apertura, el hotel Fantasia Bahia Principe Tenerife, en el municipio tinerfeño de San Miguel de Abona, se enmarcará en la categoría 5 estrellas y se desarrollará en una parcela de unos 45.000 metros cuadrados.

Actualmente existen hoteles Luxury Bahia Principe en Samaná, La Romana, Punta Cana, México y Jamaica. ¿Tenéis en mente expandiros a otros países?

El crecimiento en los destinos en que ya estamos presentes y nuestra expansión hacia nuevas demarcaciones está contemplada en nuestra estrategia siempre que se presenten buenas oportunidades. En cualquier caso, en nuestro horizonte más inmediato nuestros mayores esfuerzos están orientados a impulsar destinos en que ya estamos presentes como es el caso de Samaná y a la apertura de este año de nuestro nuevo establecimiento en San Miguel de Abona (Tenerife).

¿Qué diferencias fundamentales veis entre los 4 destinos que ofertáis en este segmento de hoteles?

Cada uno de los países en los que tenemos presencia es único por sus impresionantes características paisajísticas y culturales, pero justamente para este 2018 tenemos como principal hito la promoción del destino Samaná, en República Dominicana, un entorno excepcional, muy atractivo y con gran potencial que combina zonas de playa y de montaña y una naturaleza exuberante, y que además dispone de una amplísima oferta cultural. Para ello, a partir del 24 de junio habilitaremos un vuelo directo de Madrid a Samaná para facilitar la llegada a todos los huéspedes que deseen descubrir esta ubicación singular.

Se podría decir que la joya es el hotel que existe en la Isla de Cayo Levantado…

Efectivamente, se trata de un hotel muy especial, pues es el único de la isla paradisíaca Cayo Levantado, en el norte de República Dominicana, en Samaná. El viaje comienza en un ferry y transcurre en una isla como las que todos hemos soñado en alguna ocasión.

Su exclusividad, belleza y tranquilidad lo convierten en nuestro hotel insignia.

Por otro lado, disponemos también de tres hoteles más en la zona que se caracterizan por la belleza de su entorno y sus exclusivas bahías, de disfrute tanto para sólo adultos, como el Luxury Bahia Principe Samana, como para familias y grupos, como el Grand Bahia Principe Cayacoa y el Grand Bahia Principe El Portillo. En el caso del Grand Bahia Principe Cayacoa, éste fue nominado por The Huffington Post como uno de los 20 mejores hoteles del mundo con las vistas más impresionantes, y es que la zona del norte de República Dominicana no deja indiferente al viajero.

Uno de los mayores hándicaps que existía en el turismo en República Dominicana era la carencia de infraestructuras para llegar a los diferentes hoteles desde el aeropuerto, pero parece que poco a poco se va solucionando… ¿Se podría decir que actualmente ese problema está subsanado?

Lo cierto es que desde las instituciones se están llevando a cabo esfuerzos para mejorar ámbitos como éste con el fin de facilitar la estancia del turista en un país que recibe al año más de 6 millones de visitantes.

En concreto, a Samaná se puede acceder desde el Aeropuerto Internacional Presidente Juan Bosch, ubicado en la comunidad El Catey. También se puede llegar desde Santo Domingo, desde donde se construyó y mejoró una carretera que enlaza con la zona de Samaná, en un viaje cómodo y de poco más de dos horas de duración.

En cualquier caso, desde Bahia Principe Hotels & Resorts siempre hemos tenido al huésped en el centro de nuestra actividad. Pertenecemos a un grupo turístico que está presente en toda la cadena de valor de los viajes y eso nos permite poner a su servicio una red de transporte que le recoge y lleva al aeropuerto para garantizar su comodidad.

Otro atractivo de Samaná es la posibilidad de avistar las ballenas… ¿Cuándo es la mejor época para ese avistamiento?

Efectivamente, la bahía de Samaná está considerada como una de las mejores zonas para la observación de ballenas jorobadas. La mejor época del año para hacerlo es entre los meses de diciembre y marzo, cuando alrededor de 2.000 ballenas se desplazan hacia las cálidas aguas de Samaná para reproducirse.

Pero además de esta actividad, en Samaná disponemos de playas y zonas que no dejan indiferente: Playa Rincón, valorada como la segunda mejor del mundo por sus aguas turquesas; La Cascada del Limón, con 40 metros de caída; o la zona de Las Terrenas, con un ambiente de restaurantes y ocio a pie de playa.

Samaná en su conjunto es una joya caribeña que hay que dar a conocer.

¿Por qué elegir Luxury Bahia Principe y no otra cadena? ¿En qué crees que se os diferencia?

Bahia Principe Hotels & Resorts es una cadena hotelera formada 100% por capital familiar. Este factor permite que la familia Piñero esté pendiente de cada detalle en sus 24 hoteles.

De este modo, estamos también en disposición de desplegar un concepto de hospitalidad singular en el segmento vacacional, complementado por una relación calidad/precio única en el sector. La elección de localizaciones, la calidad de servicio y la amplia gama de servicios complementarios a la estancia nos permiten controlar y garantizar una experiencia memorable.

Además, tenemos un compromiso en firme de mejorar la vida cotidiana de los habitantes locales donde operamos y, por supuesto, de nuestros empleados, dentro del marco de las funciones de RSC de la compañía.

Somos una empresa familiar, con ideas y convicciones muy definidas que luchamos día tras día para hacer que nuestros huéspedes vivan una experiencia única en nuestros hoteles y sientan el lujo más allá de lo material: el lujo de sentir la felicidad.

Pese a lo que se pueda pensar, el coste por persona/noche en un hotel de la categoría Luxury en el Caribe tiene un coste mucho más ajustado de lo que se podría pensar. ¿Cómo se logra ese balanceo entre una alta calidad de servicio y un precio proporcionalmente tan ajustado?

Lo logramos, principalmente, gracias al aprovechamiento de las economías de escala y al gran número de habitaciones que disponemos distribuidas entre nuestros hoteles.
Asimismo, también es debido a nuestro trabajo con proveedores locales y al factor confianza, que nos hace ser más competitivos.

¿Que ofrece el Caribe que no se pueda encontrar en otros destinos?

Entre otros muchos aspectos, su clima, entorno, conectividad y oferta cultural hacen del Caribe un mercado muy atractivo, con mucho potencial y excelentemente posicionado a nivel internacional.

De hecho, en 2017 el Caribe acogió a más de 30 millones de visitantes, un récord que, de nuevo, refuerza la situación de la región dentro de la industria turística mundial.

Se tiende a pensar que el turismo caribeño se circunscribe a tomar el sol y descansar, pero en vuestra oferta incluís posibilidad de llevar a cabo tours, jugar al golf, deportes náuticos, etc. ¿Pensáis que ha cambiado la motivación del viajero que acude a esta clase de establecimientos?

Lo cierto es que las motivaciones de nuestros huéspedes son tan amplias y variadas como el abanico de actividades y servicios para todos los públicos y gustos que ofrecemos en nuestros hoteles.

Sigue existiendo el perfil del turista que busca estar en un hotel todo incluido para bañarse y tomar el sol. Sin embargo, el hecho de contar con una amplia gama de servicios complementarios a la estancia es precisamente un factor que motiva que cada vez haya más demanda de aquellos que muestran interés en conocer el destino, la cultura o la gastronomía, así como en realizar actividades como el golf.

No tenéis establecimiento de este segmento en Cuba… ¿Está dentro de los planes?

Por ahora, en Cuba no tenemos presencia, pero nuestra postura respecto a la isla ha sido siempre la misma, y en virtud de ésta no descartamos una futura entrada en su mercado siempre que sea como titulares de nuestros establecimientos.

Dentro de los Luxury Bahia Principe habéis decidido segmentar vuestra oferta diferenciando entre viajes de pareja, familiares, etc. ¿Creéis que el turismo de lujo se encamina hacia una diferenciación según el público a quien vaya dirigido?

Consideramos que no sólo se encamina a una diferenciación según el público sino que también lo hace en función del tipo de vacaciones y experiencias que quieran vivir los visitantes.

En este sentido, el pasado mes de noviembre anunciamos la nueva clasificación por experiencias de los establecimientos Bahia Principe Hotels & Resorts, creada para que aquellos que consulten nuestra oferta puedan identificar rápidamente qué hotel se adapta mejor al tipo de vacaciones que tienen en mente: Treasure, con hoteles caracterizados por sus ubicaciones únicas o con encanto; Escape, para ‘only adults’; Family & Friends, para quienes viajan en familia o grupo y buscan una oferta integral para todas las edades; y Homy, para quienes quieren combinar el confort de una vivienda de lujo con las prestaciones de un complejo turístico.

Recomiéndame uno de vuestros establecimientos de la gama Luxury para ir en pareja.

Es difícil elegir sólo uno, pero, como he comentado anteriormente, una prioridad que nos hemos marcado para este año es la promoción del destino Samaná, en República Dominicana, por lo que me decantaría por el Luxury Bahia Principe Samana. Se trata de un hotel boutique situado en un entorno privilegiado rodeado de mar y montaña y que tiene asimismo una gran oferta cultural.

Además, justamente hace un año, pusimos en marcha en este hotel nuestro programa de bienestar integral WE Wellness Experience, que plantea tres tipos de experiencias para volver a casa totalmente renovado después de unas vacaciones en Samaná.

Pese a que quizás los hoteles de vuestra línea Luxury Bahia Principe sean más conocidos para viajes de luna de miel o en pareja, hay que resaltar que el Luxury Bahia Principe Fantasia ha recibido hace pocos meses el prestigioso Crystal Award de Apple Vacations como mejor resort familiar todo incluido… ¿Vais a tender a especializaros también en el turismo familiar de alta gama?

Así es. Para nosotros, lo importante es ofrecer al segmento familiar un producto tematizado de calidad y una de las apuestas de Grupo Piñero en general y de Bahia Principe Hotels & Resorts en particular es el segmento familiar, en el que dirigimos a adultos, niños y adolescentes una amplísima oferta de ocio y entretenimiento en régimen de todo incluido.

En definitiva, dentro de la alta gama, en la que nuestros hoteles siempre están en la búsqueda de los más altos estándares de calidad y servicio, el turismo familiar tiene mucha cabida, y desde nuestra compañía trabajamos para que cada segmento de edad encuentre servicios y actividades a su medida, sean adultos, niños o adolescentes.

Vuestros clientes tienden a repetir experiencias hoteleras con los Luxury Bahia Principe. ¿A qué creéis que es debido vuestro éxito?

Principalmente nuestra propuesta de valor en términos generales se basa en tres pilares fundamentales: la generación de confianza; un servicio que persigue la excelencia, la cercanía y la atención al detalle; y una relación calidad/precio única en el mercado vacacional.

La combinación de estos tres elementos, que impregnan la actividad diaria de todos los profesionales del grupo, permite superar las expectativas, fomentar la fidelidad, y hacernos, en definitiva, partícipe en la felicidad de nuestros visitantes.

Todos estos aspectos se complementan con la localización privilegiada de nuestros establecimientos, nuestra oferta gastronómica, la impecable atención de nuestro equipo humano y la calidad de nuestro servicio.

Tenéis fama de tener unos equipos humanos de altísima calidad. ¿Cómo formáis a vuestros empleados?

Desde 2015, y en aplicación de nuestra estrategia de responsabilidad corporativa, orientada a contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, desde Grupo Piñero tenemos el compromiso de mejorar las condiciones de trabajo y fomentar la realización personal y profesional de nuestros más de 15.000 empleados. En este sentido, el año pasado invertimos 2,3 millones de euros en adecuar los entornos de trabajo y residencias de nuestros colaboradores y llevamos a cabo más de 167.000 horas de formación y más de 60 actividades orientadas a ampliar y potenciar sus habilidades y a reciclar sus conocimientos en un sector tan cambiante y diverso como es el turístico.

¿Cuál es la mejor época para ir al Caribe?

Una de las muchas ventajas del clima tropical característico del Caribe es el hecho de que las temperaturas rondan los 28ºC durante todo el año.

Vuestra gama de hoteles Luxury Bahia Principe se caracterizan por un trato personalizado y exquisito al viajero. ¿Creéis que el turista actualmente exige unos estándares superiores en este tipo de viajes al de hace unos años?

Más que una exigencia por parte del turista, desde Bahia Principe Hotels & Resorts consideramos que brindar un trato excepcional al visitante debe ser una prioridad.

Es cierto que, en la actualidad, debido a la gran oferta disponible, el turista tiene una amplia gama de cadenas y servicios a su disposición, y, por ese motivo, ahora más que nunca nuestro trabajo debe perseguir y garantizar la excelencia en el servicio a nuestros huéspedes como un elemento clave en nuestra propuesta de valor, involucrando en el proceso a colaboradores y proveedores y a la sociedad en general.

 ¿Cómo veis el turismo de lujo dentro de 10 años? ¿Hacia dónde pensáis que va?

Es complicado pensar a futuro en una sociedad tan cambiante como la nuestra. Sin embargo, todo parece apuntar a que la oferta se adaptará completamente a la incorporación de las nuevas tecnologías y a las ventajas que éstas ofrecen, uno de los aspectos que marcará nuestro sector en los próximos años.

Asimismo, la digitalización y la innovación serán claves y contribuirán a la mejora de la experiencia de los huéspedes, que podrán, por ejemplo, acceder desde las habitaciones a los diferentes servicios que ofrece el establecimiento. Otro de los elementos de gran importancia será la implementación de iniciativas que brinden la oportunidad de ofrecer un servicio más personalizado a nuestros clientes, a través de una experiencia 360 que permita estar en contacto con ellos tanto previamente a su estancia como durante y después de la misma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here