Es indudable que la comedia ha sido históricamente un género de mucho arraigo y popularidad en el cine español. Desde la genial “La Vaquilla” hasta la postmoderna “Mujeres al borde un ataque de nervios”, pasando por la irreverente “Airbag” o la inclasificable “Amanece que no es poco”, muchos de los grandes éxitos de crítica y sobre todo de público de la cinematografía española han sido cintas dónde en mayor o menor medida el humor en cualquiera de sus facetas ha jugado un papel protagonista. Pero junto a estas grandes y respetadas obras citadas con anterioridad, hay pequeñas joyas, que sin mucho ruido, presupuesto o promoción han pasado con menos relevancia de la que se merecerían por las salas de exhibición. Películas que pese a recibir buenas críticas y gustar a sus espectadores no consiguieron la recaudación y popularidad que quizás se merecerían.

 

 

Un ejemplo de esas comedias que quizás esten un poco infravaloradas es “Los del túnel”. Película del 2017, fue dirigida por Pepón Montero, y con Arturo Valls, Natalia de Molina y Neus Asensi encabezando un más que interesante reparto coral. “Los del túnel” parte de una situación que suele ser comúnmente el final de las historias… así, tras un derrumbe de un túnel, un grupo de personas sobreviven al desastre… ¿Y ahora qué?, es la pregunta que se hacen los guionistas. Hay que partir de la base de que “Los del túnel” no es una comedia pura; es una película crítica, donde el humor sirve para mostrarnos las miserias y las grandezas de la vida cotidiana y no se busca el recurso obvio para la risa fácil. Se habla del amor fingido, de la perdida de ilusión, de un vacío existencial y de la obligación de mantener las apariencias como sustento vital. Y es que en el grupo de protagonistas se refleja el mosaico que es la sociedad española, con sus tensiones y problemas. Primera película de Pepón Montero, donde consigue brillantemente una comedia acida, que hace pensar y sin caer en ningún momento en el humor de sal gorda, sin ningún tipo de sobreactuación, con un guion y unas situaciones que enganchan al espectador sin necesidad de trucos o artificios. Se podría decir que esta película bebe de fuentes clásicas de la comedia, con referencias a Berlanga e incluso a la comedia italiana de la postguerra. En “Los del túnel” más que la carcajada se busca lograr la sonrisa, sin estridencias ni salidas de tono. Todo el reparto raya a gran nivel, pero sin duda hay que destacar a una brillante Neus Asensi y sobre todo a Arturo Valls, que sin ocultar su innata vis cómica, da una vuelta de tuerca a su personaje ofreciendo una interpretación creíble y sentida, mostrando que no solo sabe hacer reir, sino también hacer pensar.

“Los del túnel” tiene la meritoria virtud de no parecerse prácticamente a ninguna otra cinta española. Es una película muy personal, con una propuesta, factura y desarrollo sumamente original, que hace que se puede decir que es una excepción en su género. Se podría decir sin temor a equivocarse que “Los del túnel” es una de las mejores comedias (o mejor dicho tragicomedias) españolas de los últimos años.

*En estos momentos se puede ver “Los del túnel” en la plataforma Movistar Plus

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here