¿Cómo es Silvia Nortes?

Hipersensible, tenaz, algo despegada, amante de lo analógico, emocional, reservada, pragmática y autoexigente.

¿A qué tienes miedo?

Al olvido.

¿Lo que más admiras en una persona?

La humildad, la sencillez, y la capacidad de reírse de uno mismo.

¿Y lo que más detestas?

La soberbia, la altivez, los complejos mal gestionados.

¿Qué no perdonarías nunca?

Deslealtades varias

Una personalidad pública a quien admires

Mireia Belmonte, por escoger una entre muchas

Una personalidad pública que detestes

Alejandro Sanz. Más que a él (que, a veces, también) a su música. ¡No me gusta nada!

Tu escritor preferido

No me gusta ‘preferir’, pero Eduardo Mendoza se merecería esa categoría.

¿Cuál es el último libro que has leído?

La nostalgia feliz, de Amélie Nothomb

Qué tres cosas te llevarías a una isla desierta

Creo que, en caso de ir a una isla desierta de manera voluntaria, sería por una necesidad tan grande de desconexión que no me llevaría nada. Si acaso una navaja suiza. A eso siempre se le encuentra un uso.

Un cambio necesario en España

Creernos el talento que tenemos, y saber valorar el de otros.

Un defecto

La dejadez con cosas que no me inspiran, aun cuando son importantes y/o necesarias.

Una virtud

La humildad

Una ciudad

Jerusalén

Un vicio inconfesable

Tendrían que traerme al cura de mi barrio para responder a estoUn libro

El balcón en invierno, de Luis Landero

Una película

‘Tiempos modernos’. El baile y la canción de Chaplin me parecen de lo más divertido que he visto en mi vida. Me seguirá haciendo reír aunque lo haya visto mil veces.

Una canción

‘Wish you were here’, de Pink Floyd

Un cuadro

Cualquiera de Turner

Un viaje

Recorrer Europa en Interraíl con mis amigas de la universidad a los 19 años. Creo que nunca me he reído tanto durante tantos días consecutivos.

Un recuerdo

Hacer bizcocho con mi madre de pequeña y rebañar la masa cruda que sobraba.

Un verano

Nunca me ha gustado demasiado el verano. De elegir, elegiría el de 2015, cuando vivía en Estambul y viajar era una constante

Un color

Amarillo

Una máxima vital

Esto es muy de frases baratas en tazas y camisetas, pero supongo que “arrepiéntete de lo que hiciste, y no de lo que no hiciste” define bastante bien mi filosofía de vida.

Un sueño por cumplir

Escribir un libro (¡y que se lea!)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here