No nos engañemos; Cuando se estrenó Estoy vivo”, allá por 2017, nadie daba un duro por este producto de Globomedia para Televisión Española. Desde su estreno quedó claro que Estoy vivo” era una apuesta arriesgada, ya que no es fácil combinar un drama familiar con sucesos paranormales y de terror, usando una clara vis cómica. Pero poco a poco fue conquistando tanto a la crítica como a la audiencia, hasta llegar a alcanzar un share del 14%. Esto hace que el rodaje de una segunda temporada de una serie que se puede como considerar como uno de los productos televisivos revelación del año sea especialmente arriesgado, con la espada de Damocles del “esto ya lo he visto” sobre su cabeza. Y si a eso le sumamos que la trama fue cerrada de una manera inteligente y sin dejar resquicio, pues todavía más. Pues bien, aunque es arriesgado dar una opinión después de ver tan solo un episodio, tras su estreno de ayer se puede anticipar que esta temporada de “Estoy vivo” tiene muy pero que muy buena pinta. Y es que Daniel Écija, Jesús Mesas Silva y resto del equipo no se han limitado a explotar el innegable éxito del producto ya estrenado, sino que han dado un giro a la trama (e incluso al concepto), mostrando a la galería de los personajes en un contexto totalmente diferente donde les habíamos conocido. Sin duda el planteamiento de este primer episodio sorprende, cerrando todos los interrogantes que pudieran haber quedado abiertos a la finalización de la 1ª temporada. Y es que tras lo visto en el primer episodio de esta nueva entrega, parece claro que los guionistas han dado un paso más allá, una nueva vuelta de tuerca más arriesgada todavía. No les ha temblado el pulso, y se puede decir que la serie parte de cero, con nueva trama, donde la parte del thriller y de misterio toman todavía más protagonismo. No es una nueva serie, pero casi, aunque hay que resaltar que todas estas novedades no han hecho perder la esencia y donde al margen del misterio se sigue basando fundamentalmente en los sentimientos y las historias humanas.

El plantel actoral sigue rayando a una gran altura, con un más que brillante Javier Gutiérrez, acompañado de un cada vez más maduro Alejo Saura y una estupenda Anna del Castillo. Pero también hay novedades en el reparto, como la incorporación de Luz Valdenebro en el papel de la mujer de Manuel Márquez, que ya apareció en el último episodio, Artur Busquets como compañero de patrulla de Susana, así como una misteriosa niña interpretada por Laura Quirós. También hay que destacar que da la sensación de que en esta temporada los efectos especiales van a tener más relevancia. Así mismo Globomedia ha renovado la cabecera y ha introducido una nueva versión de la sintonía ‘Humo’ interpretada por Pau Donés y la propia Anna Castillo.

Resumiendo, tras ver el primer episodio da la sensación de que esta nueva temporada de “Estoy vivo” va a ser sumamente estimulante…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here