Alexandra Prokhorova es dulzura. Y vitalidad. Y talento. Actriz camaleónica, sabe trasmitir de una manera muy especial las emociones en la pantalla. Nacida en San Petersburgo se trasladó a España de niña, continuando con sus estudios de danza e interpretación, para volcarse en su preparación como actriz en la prestigiosa escuela Corazza. Ha hecho teatro, televisión y cine, y su dominio de diferentes idiomas le ha dado una gran proyección internacional.
Hace pocas fechas ha estrenado el largometraje 70Binladens, donde compartió rodaje con Emma Suárez, y así mismo está propuesta como candidata a Mejor Actriz de Reparto para las nominaciones a los Premio Goya 2020 por la película independiente Nubes de cartón, de Sergio Hernández. Pocos días antes de hacerse públicas las nominaciones a los Goya hemos querido charlar con Alexandra, que pasa por ser una de las revelaciones de este 2019.

 

¿Cómo fue tu niñez en San Petesburgo? 

Me gustaba mucho vivir en Rusia, era una niña muy despierta y desde pequeña mi entorno más cercano se encargó de que me interesara por el arte desde todos sus puntos. Desde muy pequeña visitaba museos como el Hermitage con gran frecuencia, además hacía danza y participaba en las obras de teatro de mi colegio. Yo creo que gracias a eso comencé a desarrollar mi visión abstracta del mundo y mi pasión por el arte.

 

¿Cómo viviste tu traslado a España?

Rusia estaba pasando por una mala situación política, económica y social y mi madre decidió que lo mejor para todos era irnos del país. Primero se marchó mi madre y un año más tarde nos vinimos mi abuela y yo. La adaptación al principio fue complicada, sobre todo por el idioma, recuerdo que mi madre se pasaba horas conmigo después de clase memorizando la lección de las diferentes asignaturas para ir aprendiendo castellano. Fue una época sacrificada pero a los tres meses ya dominaba el idioma y todo fue gracias al esfuerzo de mi madre.

 

Te formaste de la mano de uno de los mejores artistas a nivel teatral, como es Juan Carlos Corazza ¿qué destacarías de esos años de formación junto a él? 

Para mí, fue una época de muchos cambios tanto a nivel emocional como psicológico. Estar en el estudio hizo que me diera cuenta de qué quería hacer claramente, sentó unos cimientos firmes y me hizo saber con seguridad que la interpretación es algo que llevaba de manera natural dentro, que para mí era algo muy intuitivo. También, que podía confiar en mis propias herramientas para interpretar, que no hacía falta pasar por un proceso psicológico complicado ni dramático para llegar a interpretar un personaje.

 

Acabaste las carreras vinculadas al Derecho y la Dirección de Empresas. ¿ Qué conocimientos te han aportado para tu carrera artística?

La verdad que bastantes cosas, me manejo muy bien con la contabilidad y esto me ayudo a controlar mis nóminas. Y en cuanto al Derecho creo que en los tiempos que corren debería ser una asignatura obligatoria, ya que te ayuda a conocer todo aquello que forma parte de tu contrato y si hay algún problema sabes conocerlo y abordarlo por ti mismo.

 

¿Qué serie o película en la que has trabajado te ha marcado más durante tu trayectoria como actriz? 

Sin duda, 70Binladens, de Koldo Serra. Siempre le estaré agradecida por la oportunidad que me dio. El poder trabajar con artistas de tanto bagaje como Emma Suarez, Nathalie Poza o Hugo Silva ha sido un regalazo.

«Siempre le estaré agradecida a Koldo Serra por la oportunidad que me dio en 70Binladens»

Los Premios Goya están a la vuelta de la esquina y tú eres una de las propuestas como candidatas al premio como Mejor Actriz de Reparto en película independiente. ¿Qué destacarías de tu interpretación en Nubes de Cartón de cara a una posible nominación?

Por mi parte creo que lo más destacable es normalizar la situación del personaje, la credibilidad que creo haber conseguido en el papel. Cuando me preparaba para ser Diana, me documenté mucho, leí y vi muchas entrevistas sobre la prostitución, trata de blancas, su vida en la calle, las drogas, escuche muchos testimonios. Hubo una parte muy dura de todo eso, vi muchas mujeres destrozadas pero otras que aun estándolo, vivían su vida con dignidad. Yo quise plasmar eso, cómo una mujer que ha pasado por tanto, a pesar de su juventud, tira para adelante y sobrevive, lucha; también, la contención que plasmo a través de las raíces del personaje y su inagotable fuerza y rebeldía que no abandona, a pesar de llevar sometida mucho tiempo. 

Has comentado que 70Binladens ha sido uno de los proyectos que más te han marcado durante tu trayectoria profesional. Coméntanos un poco ¿Cómo ha sido trabajar con Koldo Serra como director, tu personaje en la película, además del rodaje con tus compañeros de reparto como Emma Suárez, Nathalie Poza y Hugo Silva? 

La verdad que formar parte de esta película ha sido todo una experiencia super importante. He aprendido mucho de todos los que han formado parte de la película.

70Binladens es como una máquina bien engrasada, con ritmo, divertida y con secuencias llenas de tensión, lo que hace que cada uno de los personajes de la película puedan aportar su magia dentro del largometraje. Koldo es una grandísima persona y un director increíble, he tenido mucha suerte de poder trabajar a su lado. Nos cuidaba mucho, era muy divertido y siempre había buen ambiente en el rodaje. Además su pasión por el cine y su manera de llevarlo a cabo es muy especial. Trabajar con Emma Suárez ha sido un lujo, es muy natural, todo lo hace fácil y eso se ve reflejado en su personaje. Nathalie Poza es una pasada y Hugo fue increíble, su personaje era muy complicado y duro, pero sus herramientas a la hora de interpretar son buenísimas, he aprendido mucho de él.

Y en cuento a mi personaje, me sentí muy conectada a él desde el principio, no he vivido la situación que ha vivido mi personaje, pero si que entiendo aquello que siente una madre cuando tiene que cambiar de país y dejar atrás a sus hijos y su lugar de origen. Mi madre pasó por lo mismo y por tanto pude entender esa desesperación que atraviesa el personaje durante todo la película.

«Cuando me preparé para el personaje de Diana en Nubes de Cartón, me documenté mucho sobre la prostitución, sobre la trata de blancas, su vida en la calle, las drogas…»

Actualmente estas a la espera de que se estrene en Netflix, Valeria y sus zapatos, una serie en la que has interpretado un papel breve pero con mucho jugo. ¿Qué puedes contarnos de tu personaje? 

Interpreto a una turista rusa que llega a España con una amiga para vivir las fiestas de la Paloma. Es un papel no demasiado largo pero ya te puedes imaginar las peripecias que puede tener el personaje.

 

Por último, después de estos años llenos de aprendizaje y grandes resultados como actriz, en tus futuros proyectos ¿te veremos en la gran pantalla o en televisión?

Tengo previsto participar en dos largometrajes, una serie para televisión y un precioso proyecto teatral, y todos ellos curiosamente están vinculados a tema de época.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here