Existen pocos géneros audiovisuales más complicados, exigentes y en España denostados, que la comedia. Porque hacer llorar, no nos engañemos, es relativamente fácil. Pero amigo, hacer reír es otro nivel. Y lograr esa risa amarga, negra, áspera, eso ya es de Champions. Y ese sin duda es uno de los grandes méritos de “Deudas”, la nueva propuesta de ATRESMEDIA, la cual en estos momentos se está emitiendo en la plataforma de pago de Antena 3.

«No son risas y carcajadas para toda la familia: Son diálogos con doble sentido, con referencias cruzadas y con continuos guiños a la actualidad»

No hay duda de que “Deudas” es una apuesta difícil, arriesgada. Cierto que cuenta con el respaldo de los creadores de “Estoy vivo” y que todo es más fácil cuando se ha logrado reunir un reparto de muchos quilates como es el caso de esta serie, pero con eso y con todo no deja de ser un producto a contracorriente, que se sale de los parámetros más habituales (y trillados) de las producciones españolas. No son risas y carcajadas para toda la familia: Son diálogos con doble sentido, con referencias cruzadas y con continuos guiños a la actualidad. Porque cuando te sientas delante del televisor a ver un capítulo de esta serie, todo es diferente, desde su magnífica ambientación, a sus diálogos realmente ingeniosos, muy encardados en la personalidad tanto de los personajes como de los actores que los dan vida.

Y un apartado especial se merece el reparto. A estas alturas no vamos a descubrir a una diva (en el mejor sentido) de nuestro país como es Carmen Maura, o a esa maravillosa actriz (y habitualmente infravalorada) que es Mona Jiménez, pero en esta serie hemos podido descubrir a dos actrices que pueden tener mucho recorrido. Por un lado la sevillana Carmen Canivell, a la que ya conocíamos por “El secreto de Puente Viejo”, que está realmente acertada en su papel de Rocío, asi como la joven y atractiva actriz venezolana Ana Verónica Schultz, que en su primer trabajo importante en España consigue superar el estereotipo facilón de “su” Valeria, dando a su interpretación un cuajo y un poso que la hace ser una actriz que merece ser tenida en cuenta para próximos proyectos. Y es que tanto Carmen como Ana Verónica son dos más que agradables sorpresas de esta divertida serie.

«… en esta serie hemos podido descubrir a dos actrices, Carmen Canivell, realmente acertada en su papel de Rocío, y la joven y atractiva actriz venezolana Ana Verónica Schultz»

Resumiendo, “Deudas” es lo que es, no hay trampa, y no engaña. Busca lo que ofrece y ofrece un más que interesante producto que hace reír y pensar y que logra que estés con ganas de ver la siguiente entrega.

Habrá que ver que tal funciona esta serie cuando se emita en abierto, pero no sería de extrañar que consiguiera hacerse un hueco entre determinado público.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here