Cuando se quiere hablar de grandes inventos, inmediatamente uno piensa en la rueda. O en el uso del fuego, incluso en alguna vacuna o medicamento (“ni que hubiera inventado la penicilina”…)

¿Pero cual podría ser el invento “top”, la madre de todos los inventos, en estas últimas tres décadas? Sin duda el mapeo del genoma humano presente millones de posibilidades… y que decir de la cirugía robótica con laser no invasiva. Pero yo creo que si hubiera que escoger uno, el invento que proporcionado una autopista de conocimientos, que permitido desarrollos en cascada, creo que a nadie podría extrañarle que el galardón fuera hacia Internet. Y es que es indiscutible que Internet no solo ha cambiado la Sociedad de una manera brutal, sino que se podría decir que ha creado una nueva Sociedad basada en el intercambio de conocimientos, la conectividad y la interrelación. Porque desde que haya por principios de los 60´s se recogió la primera descripción documentada acerca de las interacciones sociales que podrían ser propiciadas a través del networking (trabajo en red) en una serie de memorandos escritos por J. C. R. Licklider, del Massachusetts Institute of Technology, el desarrollo de las red de redes ha cambiado TODO.

«Y es que es indiscutible que Internet no solo ha cambiado la Sociedad de una manera brutal, sino que se podría decir que ha creado una nueva Sociedad basada en el intercambio de conocimientos»

Pero habría que esperar a los años 80´s para que internet tal y como la concebimos en la actualidad comenzara a hacerse presente, con la introducción de la World Wide Web (WWW). En sus comienzos Internet esta vinculado estrechamente con la comunicación, al permitir al ser humano una comunicación sin barreras, ni sociales, ni espaciales ni temporales. En ese sentido se podría decir que estaría en la órbita de la escritura, con la que se consiguió que ya no fuera necesario que emisor y receptor estuviesen en el mismo sitio para comunicarse, eliminando el tiempo y el lugar como fronteras para transmitir conocimiento. Se podría decir que la sociedad encontró un modo por fin de compartir todo lo que desea con el resto del mundo, y no es baldío decir que eso no tiene precio, aunque para las industrias y la economía formadas al amparo de Internet, el beneficio económico sea muy tangible. Porque además hasta hace no mucho tiempo internet era un simple repositorio de información donde solo aquellas personas capaces de entender y manipular código eran las encargadas de publicar y mantener contenidos; ahora todos somos partícipes fundamentales, teniendo la posibilidad de generar contenidos y comentar contenidos existentes. Por otro lado los escritores y otros agentes culturales han encontrado en Internet nuevas y baratas formas de dar difusión a sus trabajos. Algunos escritores de cierto renombre ya han llegado a publicar algunos de sus libros, únicamente, a través de plataformas de lectura online.

¿Pero cual ha sido el “éxito” de internet? Sin duda, que se haya vuelto realmente asequible. Porque no es necesario grandes y carísimos ordenadores, o conexiones solo al alcance de unos pocos privilegiados, sino que desde un móvil de gama baja estás a un click de tener todo el Conocimiento con mayúsculas. Porque internet ha modificado la forma de trabajar en este mundo abriendo las puertas de par en par a la creación de nuevas profesiones y herramientas que nos permiten mayor facilidad en nuestra calidad de vida, sin embargo, no podemos disfrutar de todos los beneficios de internet si no se posee una buena conexión, y sobre todo, a buenos precios. Y esto ha cambiado todo, desde el comercio hasta el terrorismo, desde la forma de entablar amistades hasta la difusión y creación de la música.

«Muchos expertos mantienen que las tecnologías de la información han posibilitado el paso de la era industrial a la era de redes. ¿pero cómo han afectado estos cambios a las relaciones humanas?»

Muchos expertos mantienen que las tecnologías de la información han posibilitado el paso de la era industrial a la era de redes. ¿pero cómo han afectado estos cambios a las relaciones humanas? Está claro que de una manera brutal. Por ejemplo el concepto “amigo” no es el mismo desde que aparecieron las redes sociales. Un amigo antes era quizá algo mucho más solemne, más establecido. Por el contrario, ahora podemos tener cientos de amigos fácilmente y, además, en cualquier parte del mundo gracias las redes sociales, aunque nunca los hemos visto en persona y, seguramente, si desaparecieran de repente las redes sociales, nunca más volveríamos a interactuar con esas personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here