1. Déjame salir. El primer y único largometraje de Jordan Peele que, estrenándose como realizador, ha conseguido plasmar un problema social en un excelente film de terror psicológico. La película atrapa desde el minuto uno y posiciona al espectador en la piel del protagonista, continuamente.
  2. El sacrificio de un ciervo sagrado. Espeluznante y perversa. Después de rodar Langosta (2015), el director griego Yorgos Lanthimos sigue en su línea y revela una historia más tétrica si cabe.
  3. Crudo. Fascinante y visceral. Para estómagos fuertes. Cinta insólita de la directora francesa Julia Ducournau. Sin duda, uno de los títulos más sorprendentes de este año.
  4. Colossal. Película fantástica, emocionante y divertida. Nacho Vigalondo relata una historia en la que se observa lo generoso y lo maquiavélico que puede llegar a ser el ser humano.
  5. Madre!. Soledad e incomprensión. Darren Aronofsky narra las vivencias de una mujer que se siente extraña en su propia casa. Durante el visionado, se comprende perfectamente la angustia y el agobio sufridos por la protagonista a causa de la falta de intimidad y de la invasión de la privacidad.
  6. Pieles. Excelente propuesta del joven y prometedor Eduardo Casanova. Un director que con solo veintiséis años tiene un estilo propio y definido, visible ya en algunos de sus cortometrajes.
  7. Blade Runner 2049. La esperada segunda parte del clásico de ciencia-ficción Blade Runner (1982) merece atención por las posibles innovaciones para el género y su complejidad en el guion.
  8. Verano 1993. Primer largometraje de la directora Carla Simón. Imprescindible para comprender la visión que un niño tiene de aquello que le rodea, máxime si el espectador ha nacido en los noventa, en cuyo caso será una maravillosa vuelta a la infancia.
  9. Moonlight. Barry Jenkins refleja la infancia, la adolescencia y la madurez de una persona con muchas dificultades para evolucionar. Aborda la problemática del bullyng, de las drogas y de otras cuestiones relevantes presentes en la sociedad.
  10. Dunkerque. Un film con una fotografía excelente. Se queda en el último lugar porque, a pesar de estar técnica y estilísticamente cuidada, no ha sido capaz de sortear el punto de vista propagandístico Estadounidense, tan característico de este tipo de filmes en general y de Christopher Nolan en particular.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here