Cuando nadie se lo esperaba apareció César Brandon y ganó Got Talent  recitando poesía. A partir de ese momento su vida cambió por completo. Pasó de que lo leyeran unos cuantos a ser número uno en listas de ventas con su libro “Las almas de Brandon”.

 

¿Cómo surge la idea de presentarte a Got Talent? ¿Qué te empujó a llevar tus poemas a la televisión? 

Pues que tenía muchísimas ganas de exponer lo que estaba haciendo. Yo llevaba mucho tiempo escribiendo en redes sociales y no pasaba absolutamente nada, y entonces vi una ventana abierta con el programa y decidí aprovecharla.

¿Alguna vez pensaste que podrías ganar con poesía?

 La verdad es que no. Al principio me era muy difícil de creer, pero luego, me di cuenta de que ganar con poesía sí podía ser posible.

Dices que «que no somos más que un instante en este lugar, pero vivimos como si la eternidad no fuese más que una hora que todavía no ha cumplido la mayoría de edad». ¿Crees que el ser humano no sabe vivir o se confunde viviendo?

 Definitivamente. Justo el otro día tuve una charla aquí en Ciudad Real, y justo lo dije. Yo creo que también estamos como olvidando un poco que la vida es un regalo, y eso me parece un poco triste, la verdad.

“Necesitamos una pausa para mirar el regalo que tenemos delante, que es la vida”

¿Cómo crees que podríamos solucionarlo?

Siendo sinceros con nosotros mismos. Pararnos a pensar, a mirar al universo por las noches y ver lo extraordinario y lo raro que es esto de existir. Yo creo que nos tenemos que parar. Necesitamos una pausa para mirar el regalo que tenemos delante para aprender a apreciarlo.

 Un poema dedicado a tu madre te hizo ganar Got Talent. ¿Qué significa ella para ti?

 Absolutamente todo. Es la persona por la que, a día de hoy, estoy donde estoy. Mi madre lo es todo para mí.

¿Te has sentido muy apoyado por ella en todo lo relativo a la literatura?

Siempre, siempre. Antes incluso de que publicase el libro. Cuando lo autoedité mucha gente pasaba de mí completamente. Todo el mundo, menos los cuatro gatos, que son mis amigos, y ella siempre estuvo ahí. Con la escritura siempre me ha apoyado.

“De la televisión he aprendido muchas cosas, entre ellas, he aprendido a tener mucha paciencia”

 ¿Qué aprendiste de tu paso por la televisión?

He aprendido muchas cosas que hay detrás de la televisión. Se tienen muchos prejuicios en lo que a la tele se refiere, y hay muchas cosas que pensamos que no son reales y que sí lo son. He hecho muchísimos amigos, personas con las que no me habría cruzado en la vida de no haber ido a ese programa, y he aprendido a tener muchísima paciencia, porque en la televisión se espera muchísimo.

¿Recuerdas que fue lo primero que pensaste cuando te proclamaron ganador del talent?

Sí. Estaba completamente rayado, y lo primero que pensé fue que quería irme a casa porque, en ese momento, el relato que hice no lo hice a la perfección como me habría gustado hacerlo porque me pusieron a mi madre ahí y me puse muy nervioso, así que tuve que improvisar.

Hay gente que tacha a César Brandon de producto por el mero hecho de haber salido en un talent. ¿Tienes miedo de esas etiquetas?

 Me parecen un poco tristes. No es que me den igual o no, simplemente no me paro a pensar en ello. Las etiquetas que se las guarden las personas, yo no me las voy a vestir. Las personas que hacen ese tipo de comentarios deberían irse a comer un día conmigo un arroz y charlar (se ríe).

“El talento al final a uno le hace mediocre. El trabajo es lo que sobresale”

¿El escritor nace o se hace?

Las dos cosas. Se nace en el sentido de que tienes que tener la pasión, y esta nace desde dentro de ti, y se hace por el esfuerzo, porque el talento al final a uno le hace mediocre. El trabajo es lo que sobresale.

Pero sin un talento de base es complicado dedicarse a la literatura, ¿no?

 Sí, es muy complicado claro. Esa es la base.

“La vida en general me inspira a la hora de escribir”

 ¿Cuál es tu mayor inspiración a la hora de escribir?

La vida. La vida en general. Todo. Desde que me despierto hasta que me vuelvo a acostar encuentro inspiración en cualquier cosa.

Tu libro se titula “Las almas de Brandon”. ¿Cuáles son esas almas?

 Esas almas son todas. Es algo raro de explicar, lo sé, pero son todas las almas del mundo.

Con “Las almas de Brandon” has vuelto a tus orígenes, a la narrativa corta, y has conseguido posicionarte como uno de los autores más vendidos. ¿Te esperabas el éxito que estás teniendo?

 La verdad es que no y está siendo bastante fascinante e increíble, y estoy súper agradecido con las personas.

¿Qué es lo más bonito que has vivido junto a los lectores?

Sus ojos. Al venir de la tele venía marcado por una especie de barrera, y para mí, ver los ojos de las personas, ser capaz de verlos a ellos, que vean que soy real y que yo pueda verlos a ellos, es lo más bonito para mí.

¿Te preocupa que se acabe el boom que has tenido gracias a Got Talent y que la gente se olvide de César Brandon?

No, no me preocupa para nada. La gente lleva, entre comillas, sin César Brandon toda su vida, así que creo que ahora siempre va a haber gente que me va a leer. Mucha, poca, no lo sé, pero con que alguien me lea, yo soy completamente feliz.

¿Esperas poder dedicarte para siempre a la escritura?

 ¡Toda mi vida! Yo creo que sí.

“Yo escribo muchísimas narrativa y la poesía me encontró por casualidad”

Tú siempre has escrito relatos cortos. ¿Dirías que la poesía te encontró por casualidad?

 Si. Definitivamente sí. Fue súper raro, porque yo escribo muchísima narrativa, y llegó un momento en que hice un relato que tenía rima y musicalidad, y me di cuenta, leyéndolo en voz alta, de que podía tirar por ahí. Pensé que tenía sentido, música…se parecía a un poema, así que decidí llamarlo así.

¿Por fin hemos abandonado la idea de que la poesía no es para todos?

 Eso ha pasado, sí, pero no ha pasado conmigo, ha pasado con Marwan, con Defreds, con Sara Leo, y otro montón de escritores. En realidad yo no he inventado nada. Sí creo que se está abandonando esa idea y los jóvenes, que eran los que más recelo tenían hacia la poesía, están leyendo poesía.

¿Y por qué crees que los jóvenes están empezando a leer poesía? ¿Crees que se identifican con los versos que escribís?

¡Es eso! Los relatos que escribimos nosotros, al igual que los que escribían las generaciones anteriores, tenían que ver con la sociedad en que vivían. Cualquier poeta de la Generación del 27 o del 98, no te va a hacer un relato por más que hablemos del mismo tema, y que un chaval de hoy en día de 17 años se identifique tanto.

Quizá es porque utilizáis un lenguaje muy cercano…

 Es posible, pero tal vez cuando escribían los del 27 el lenguaje que utilizaban si se entendía mejor.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere iniciarse en el mundo de la literatura?

 Silencio. Que haga silencio y tenga muchísima paciencia porque es muy difícil, y que, sin miedo, se lance a autoeditar sus libros si su pasión es escribir y que tenga, además, mucha paciencia con las editoriales.

“En España me han acogido muy bien, y para mí, esta ya es mi casa”

 Eres de Guinea Ecuatorial y llegaste a España en 2011. ¿España era como tú lo esperabas?

Sí y no. Yo había venido antes, en mi infancia de vacaciones y evidentemente, cuando vengo a estudiar con 18 años me vengo solo, sin mis padres y, evidentemente tengo ciertos choques culturales, pero bueno, es que creo que al fin y al cabo todos los países son iguales.

 ¿Te sorprendió alguna cosa en concreto?

 Tanto como sorpresa, la verdad es que no. Me han acogido bien. Ha habido mucha gente que me ha ayudado, y para mí, esta ya es mi casa.

Ya que tú vienes también de fuera, ¿qué opinión te merece todo el tema de los refugiados?

Creo que se los debería acoger. Es un poco complicado este tema, pero las fronteras las han creado algunos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here