La nueva era millennial revoluciona las redes. El número de marcas y firmas que confían en los famosos influencers cada vez es mayor. Qué hacen, de dónde salen o cómo puedo hacerlo yo; son preguntas que muchos usuarios se cuestionan. La industria fashionista y de cosmética es la que más recurre a esta herramienta. Al final, queda demostrado que por mucho que la tecnología avance o la sociedad evolucione, lo que mejor funciona a la hora de vender un producto sigue siendo el boca a boca.

 

¿Qué adjetivo definiría a Carlos Arnelas?

Me considero una persona muy extrovertida. Soy indeciso y también muy perspicaz.

¿Cómo fue el proceso de ser periodista a convertirte en un reconocido influencer?

Si te soy sincero fue por pura casualidad. Yo estudiaba Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid y en primero cursé una asignatura que se llamaba Comunicación y Participación Ciudadana en la Red. Te estoy hablando del año 2008, y tanto el profesorado como el temario se encontraba muy focalizado en influirnos y guiarnos hacia la idea de que el futuro del periodismo se encontraba en Internet. Bien, no se equivocaban. Los blogs estaban triunfando, y de hecho, hasta hace un par de años, lo que triunfaba de verdad seguían siendo ellos. Me obligaron a crear uno con el fin de subir asuntos académicos. Además, estaba aprendiendo muchas cosas de moda, de tendencias y de lifestyle gracias a una revista de moda con la que colaboraba. Por lo que, cuando terminó la asignatura, decidí darle un lavado de cara al blog. Recuerdo que subí un post sobre relojes dorados. Hace diez años solo existían relojes dorados de lujo, no se llevaban como ahora y no encontrabas relojes con esas características en versión low cost. El primer día tuve 300 visitas y me emocioné muchísimo. Enorgullece saber que dedicas tiempo a escribir sobre algo que te encanta y que a la gente le gusta y te lee.

A raíz de ahí fui creciendo poco a poco: me invitaban a fiestas, a eventos, restaurantes… Decidí compartir mis experiencias en Twitter. A la gente le gustaba que alguien se ‘infiltrara’ en las fiestas de los famosos y le relataran qué estaba ocurriendo desde otra perspectiva totalmente diferente. Empezaron a mandarme cosas a casa, a llegarme colaboraciones… En el momento en el que comenzaron a pedirme unas determinadas condiciones y cuando hubo un contrato de por medio fue cuando me di cuenta de que esto se había convertido en un trabajo.

“Enorgullece saber que dedicas tiempo a escribir sobre algo que te encanta y que a la gente le gusta y te lee”

Te graduaste en Periodismo, comenzaste a estudiar un doble grado de Derecho y ADE, hablas varios idiomas…

Terminé la carrera de Periodismo y tengo hasta cuarto año de Derecho y ADE en la URJC. Esta última no la he terminado porque hace unos años comencé a trabajar en Non stop People en Movistar+. Llegó un momento en el que con tantos viajes y con tanto trabajo me resultó imposible poder compaginarlo todo; y como bien dices, hablo varios idiomas: inglés, francés y un poco de chino mandarín.

¿Crees que en mundo de la moda los hombres lo tenéis complicado?

Ya no tanto. Ahora tenemos al alcance de nuestra mano mucha oferta de moda masculina, sobre todo en Madrid. Además del imperio consagrado de Inditex, Malasaña ofrece un abanico de oferta fashionista bastante amplio. El problema muchas veces es que opinamos que una marca no es de nuestro estilo. Un ejemplo que se me ocurre es Soloio: a simple vista parece una marca muy sofisticada y elegante, pero yo tengo un montón de prendas de ahí y no soy un hombre de los que va siempre en traje. Al final, se trata de saber buscar y de saber llevar las prendas a tu terreno.

Has creado hastags con bastante repercusión, ¿cuál fue la razón? ¿Casualidad? ¿Costumbre? ¿Ego?

Ahí me has pillado porque no recuerdo la razón exacta. Sí que es verdad que al principio, determinados restaurantes creían mucho en la marca personal y contactaban contigo a través de las redes sociales o a través del correo electrónico. Los hastags se crearon con mi apellido, Arnelas, Arny: #ArnyDelicioso para la restauración y #ArnyBeauty para los tratamientos de belleza. Y sí, tuvieron bastante éxito. En muchos restaurantes si decías que ibas a probar los #ArnyDeliciosos te hacían descuento.

“La autenticidad en esta profesión es importante, porque nos ayuda a mostrarnos tal cual somos. ¿Por qué no íbamos a hacerlo?”

¿Es importante la autenticidad en el mundo de los influencers?

Por supuesto que es importante. Las personas que no son naturales y que no muestran su verdadero yo no llegan al público, no transmiten. Hay personas que por sus rasgos físicos o por alguna característica en concreto se convierten en influencers a pesar de no ser buenos comunicadores, pero la mayoría de influencers que triunfan son habladores, comunicadores natos, divertidos, y quizás algo payasetes. Por eso, la autenticidad en esta profesión es importante, porque nos ayuda a mostrarnos tal cual somos. ¿Por qué no íbamos a hacerlo?

Muchas personas acusan a la moda de ser un mundo lleno de frivolidad y superficialidad, ¿qué opinas al respecto?

En el mundo de la moda y en el de la belleza hay muchísimos tipos de personas diferentes. Si miramos la muestra de cualquier estudio sociológico del sector encontaremos a muchas personas que simplemente van a hacer su trabajo. Por ejemplo, un maquillador busca rostros que encajen con su tipo de maquillaje; los diseñadores buscan a chicas y a chicos afines al concepto de moda que ellos quieren mostrar; a los organizadores de eventos les interesan determinados personajes que posean una determinada repercusión… Entonces, claro, si hablamos de frivolidad, a cada tipo de negocio le interesa un determinado segmento de público. Pero eso sucede en la moda al igual que en cualquier otro sector como puede ser la cocina, la industria automovilística…

“Los influencers somos personajes, quizás algo más normales, salidos de la nada, pero que en algún momento la gente comenzó a confiar en nosotros”

¿Cómo le explicarías a una persona qué es ser un influencer?

Pues se lo explicaría como se lo expliqué a mis abuelos cuando me preguntaron qué era lo que yo hacía: en la televisión encontramos a personas de diversos perfiles que hacen anuncios sobre productos de todo tipo. Son individuos a los que contratan y que son más o menos afines a la marca. Ellos ayudan a vender más. Pues lo mismo pasa con nosotros. Los influencers somos personajes, quizás algo más normales, salidos de la nada, pero que en algún momento la gente comenzó a confiar en nosotros. Las marcas nos contratan, nosotros promocionamos el producto, bien con fotos, historias o escribiendo sobre el mismo, y la comunidad de seguidores que nos sigue y que confía en nosotros y en lo que decimos, se informa acerca de lo que promocionamos. Hay mucho trabajo que realizamos y que por desgracia no se ve, pero te aseguro que no es tan fácil y bonito como suena.

¿Qué te resultó tan atractivo como para centrar gran parte de tu vida y de tu tiempo a este mundo?

Al principio todo era mucho más divertido, más alocado y quizás yo era algo más libre. Ahora tengo muchos proyectos de televisión y del mundo del periodismo que quiero llevar a cabo. Estudié esta carrera porque me apasiona. Además, estoy trabajando en el lanzamiento de una marca personal. No me veo dentro de diez años siendo influencer, al menos no como ahora.

¿Qué te aporta la moda a tu día a día?

Todo el mundo es influido por la moda día tras día, desde que se levanta hasta que se acuesta. Esto es así. Todos nos levantamos y nos vestimos. Muchas personas creer que se eximen de la industria de la moda, pero al final, acuden a por un jersey o a por un pantalón a las tiendas, y eso es moda. Para mí es una parte muy importante y le dedico mucho tiempo. Al final la moda es libertad de expresión y una vía de escape.

¿Los amigos que tienes ahora son los que tenías antes de ser un personaje público?

El ser humano pasa por determinadas fases. Hay personas que simplemente van sumándose al barco de tu vida. He conocido a gente increíble de viaje, en la universidad, en el trabajo, de fiesta o en eventos. Son personas a las que considero amigos y amigas y a los que quiero un montón. Por suerte, soy afortunado de poder decir que también conservo a muchos de los amigos que tenía antes.

Ahora mismo, con todos tus proyectos y ganas de llevarlos a cabo, ¿quiénes dirías que son tus mayores apoyos?

Yo creo que como personas que somos necesitamos sentirnos queridos y sentir que pertenecemos a un grupo, ya sea de amigos o de familia. Mi mayor apoyo siempre ha sido mi madre, mi pareja, mis amigos y mi familia. Siempre están ahí.

“Claro que nos tendremos que adaptar. No sabemos cómo, porque no podemos predecir el futuro, pero lo haremos”

¿Crees que la profesión de influencer seguirá como hasta ahora o también se tendrá que adaptar a los nuevos tiempos cómo se están viendo obligadas a hacer muchas de las profesiones?    

Claro que nos tendremos que adaptar. No sabemos cómo, porque no podemos predecir el futuro, pero lo haremos. Debemos tener claro que cuanto más simple es una cosa, mejor funciona y mejor llega.

Lo vimos con Facebook y su pérdida de interacción con la aparición de Twitter o Instagram. Dentro de un tiempo llegará otra red que se pondrá de moda, tendrá éxito y lo cambiará todo. Solo tienes que ver que hace 50 años era impensable que en dos segundos pudieras hablar con una persona que estuviera en la otra punta del planeta. El cómo se escapa a nuestras manos, pero la tecnología avanza, y por suerte o por desgracia, nosotros con ella.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here