• Valoración global: imprescindible
  • Editado por: Libros del Asteroide
  • Traducido por: Héctor Bofill y Hye Young Yu
  • Fecha publicación: 2017
  • 242 páginas
  • PVP: 19’95 €

Sinopsis:

En el año 2013 un escritor norcoreano –que se oculta bajo el seudónimo de Bandi y del que poco se sabe– consiguió sacar fuera de su país un manuscrito que contenía unos cuentos que había escondido durante años. Poco después se publicaría en Seúl un libro con esos relatos, La acusación, un contundente retrato de la vida cotidiana en Corea del Norte…

Reseña:

Hola a todos de nuevo. Empezamos el 2018 en The Citizen con mucha energía y ganas de nuevas y apasionantes lecturas. Aún recuerdo cierto día del año pasado cuando escuché en ‘Hoy empieza todo’ de Radio 3 la recomendación de Jorge Barriuso del libro que hoy nos concierne y decidí comprarlo poco después.

Esta colección de relatos breves sobre Corea del Norte no es una fábula, no es una invención literaria, no es una farsa de la propaganda anti-norcoreana. Es un documento, y así nos lo atestigua la editorial al final del mismo en un par de apéndices para explicar la génesis de su publicación.

La lectura de estos cuentos me ha resultado ágil y fluida pero ha sido una experiencia dura, desoladora e indignante en ocasiones. Bandi, que en coreano significa luciérnaga, se propone en estos relatos proporcionar luz a los ojos del mundo sobre la realidad opresora que vive aquel país y que se parece a un campo de concentración a nivel nacional.

Las páginas de este libro destilan frío, hambre, indignación, abyección, y pleitesía al Gran Líder de turno por doquier. Cualquier negativa a ello puede suponer la muerte. Me ha impactado uno especialmente ‘Tan cerca, tan lejos’ donde el protagonista no puede atender a su madre moribunda ante la negativa reiterada de otorgar un permiso de transporte para poder visitarla.

Myeong-cheol quería llorar con toda su rabia, quería golpear el suelo y agitar sus puños contra el cielo. Pero en este país incluso llorar está considerado un acto de sedición y podía suponer una condena a muerte. La ley exige que la gente sonría pese a sus sufrimientos y cada uno debe tragarse solo su amargura…

Este es solo un ejemplo de hasta dónde puede llegar la brutalidad del régimen, hasta casi las entrañas de las personas. En este régimen dominado por el Partido y las castas, el miedo a ser delatado como contrario al régimen o al Gran Líder es el pan de cada día, por lo que el miedo a ser enviado a campos de trabajos forzados con todo tipo de violación de derechos humanos fundamentales es algo endémico en la población.

Por eso Bandi decide que su forma de denunciar ante los ojos de la comunidad internacional todas las penurias y el estado de control total es proporcionando luz a través de sus relatos que ha ido recopilando durante los últimos años. Al final del libro se detalla cómo han llegado estos cuentos a publicarse en Corea del sur y de ahí a alumbrar los ojos del resto del mundo en las versiones en inglés o ésta en castellano.

Lingüísticamente hablando “La acusación” tiene un estilo bastante llano y simple, con pasajes verdaderamente poéticos sobre el paisaje o los sentimientos y relaciones personales que se describen. Cabe destacar la labor de traducción directa del Coreano realizada por los traductores que nos han acercado a nuestro idioma este “documento” para conocer mucho mejor la vida cotidiana en este estado de represión y dictadura amenazante.

Espero que disfrutéis de la lectura de este libro y lo recomendéis a quienes creáis que les pueda interesar. Si deseáis hacerme llegar algún comentario podéis contactar conmigo en Twitter. Volveremos pronto con más reseñas de lecturas apasionantes.

Un saludo

Ángel Company

@herberet

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here